​Nuestro real presupuesto familiar

|



Leonardo Moreno

Esta semana se dieron a conocer los resultados de la VIII Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) realizada por el INE. La primera cifra que llama la atención es que el gasto promedio mensual del hogar, corresponde a $1.121.925. En promedio también, se destinan mensualmente casi 210 mil a alimentación, 170 mil a transporte, 160 mil a vivienda y servicios básicos y casi 85 mil a salud. El pan, las gaseosas y la carne, son lo más consumido. También se constata que a mayor nivel educativo del sustentador o sustentadora principal del hogar, es mayor el gasto promedio del mismo.

La mayor parte del presupuesto tanto en las capitales regionales como en Santiago, se sigue usando en alimentación, transporte, vivienda y servicios básicos. En ese orden. La encuesta nos dice también que el 60% del país gasta más de lo que ingresa. También sabemos que al menos el 85% de los ingresos proviene de nuestro trabajo. En otras palabras, más de la mitad del país trabaja y el producto de ese trabajo, no alcanza para vivir.

Chile es un país donde los promedios son distorsionados por la enorme desigualdad de ingresos y la encuesta viene a constatar aquello una vez más. ¿Dónde queda la posibilidad de gasto del más de 50% de los trabajadores chilenos que gana en torno a los $300 mil? También constatamos una vez más, que el ingreso mínimo está totalmente lejano del requerimiento real de gasto de las familias y que más del 60% de las familias gasta más de lo que gana, por lo tanto, tienen un alto endeudamiento. Así las cosas y como lo planteamos en el artículo anterior, son muy pocas las familias que pueden destinar parte de sus ingresos, al ahorro.

También hay diferencias de género. Como sabemos, las mujeres asumen un rol impuesto socialmente al encargarse del cuidado de niños y adultos mayores, y por tanto, no extraña que gasten más en alimentos y en salud, y menos que los hombres en bebidas alcohólicas, por ejemplo.

Los promedios, y este caso no es la excepción, esconden realidades que afectan a la mayoría de los chilenos. Al menos el 60% de nuestros compatriotas miran con distancia estas estadísticas que les son tan ajenas.


Leonardo Moreno

Fundación para la Superación de la Pobreza