B. Central subraya que opción de recortar la tasa de interés “perdió fuerza”

|


Banco Central7

El Banco Central confirmó el sesgo neutral para la tasa de interés en su reunión de política monetaria (RPM) celebrada a comienzos de este mes. De acuerdo a la minuta de la cita, el Consejo del organismo argumentó que la opción de dejar los tipos en 2,50% se condice con las condiciones económicas actuales detalladas en el escenario base del IPoM. Según consignó, la convergencia de la inflación a 3% en el horizonte habitual es coherente con un estímulo monetario que se mantendría en torno a sus niveles actuales al menos hasta fin de año, como lo indicaba la última Encuesta de Operadores Financieros, y que comenzaría a reducirse hacia sus niveles neutrales en la medida que las condiciones macroeconómicas siguieran impulsando la convergencia descrita.

La autoridad remarcó en la oportunidad que “la inversión, aunque creciendo más que lo previsto en marzo, aún estaba en una etapa inicial de dinamismo, con algunas señales mixtas en construcción y a la espera de que se consolidara el proceso a nivel de grandes proyectos. Por el impacto directo en la demanda y la actividad, es necesario esperar la evolución del ciclo antes de tomar una opción de política monetaria como” elevar la tasa en 25 puntos base.

En tal sentido, aplicar un recorte en los tipos está cada vez más lejos. Ese camino, estima el Central, ha ido “perdiendo fuerza en un escenario en que, desde la última RPM, solo se había tenido sorpresas positivas por el lado de la actividad, matizada en parte por los componentes transitorios, y un shock positivo de precios en el más corto plazo por el aumento del precio del petróleo.” Según añade la minuta, “esta opción era fácil de descartar pues la recuperación se percibía más sólida, y si bien la creación de empleo asalariado todavía no repuntaba, ello no parecía ser un impedimento a la recuperación.”

La mantención de la tasa en junio contó con el voto unánime del Consejo.