Parque Arauco inscribe dos nuevas líneas de bonos para refinanciamiento de pasivos y proyectos de inversión

|


Parque Arauco web

Las clasificaciones “AA-” asignadas a la solvencia y bonos de Parque Arauco por Feller Rate reflejan un perfil de negocios y una posición financiera “Satisfactoria”.

La compañía se dedica al desarrollo y operación de activos inmobiliarios de uso comercial en Chile, Perú y Colombia, con una cartera de activos que ha experimentado una creciente diversificación en los últimos años, asociada a la construcción y adquisición de nuevos centros en Chile, Perú y Colombia.

A marzo de 2018, los ingresos alcanzaron $44.117 millones, un aumento del 2,6% respecto al periodo anterior. En tanto, el margen ebitda fue de 70,8%, nivel similar al del cierre del año 2017 y superior al presentado en el mismo período del año anterior. Lo anterior refleja la estabilidad en la generación de flujos de PASA, aún en un escenario de bajo crecimiento económico y con centros comerciales todavía en etapa de maduración.

Durante el primer trimestre del año, el stock de deuda financiera alcanzó $865.897 millones, los que corresponden principalmente a emisiones de bonos y a obligaciones con instituciones financieras. El incremento que ha experimentado la deuda desde 2012 ha estado ligado al financiamiento del plan de expansión ejecutado desde entonces, lo que derivó en un máximo de endeudamiento en 2016, con ratio deuda financiera neta sobre ebitda de 5,9 veces. Al 31 de marzo de 2017, gracias a la rentabilización de parte de sus inversiones, la cobertura de deuda financiera neta sobre ebitda fue de 5,0 veces.

Es importante mencionar que la compañía ha mantenido una variada composición de financiamiento para sus inversiones, lo que incluye la toma de deuda con terceros, generación propia y aportes de capital provenientes tanto de asociadas (en casos donde Parque Arauco mantiene una propiedad en conjunto con otra entidad), como de sus propios accionistas.

Parque Arauco cuenta con una liquidez “Robusta”, señala el informe de Feller Rate. Ello, gracias a caja y equivalentes por $208.662 millones (marzo de 2018), a su fuerte generación de flujos de caja (asociada a la estructura de sus contratos de arriendo) y al amplio acceso que tiene al mercado financiero.

Además, la empresa tiene un perfil de amortizaciones concentrado en el mediano y largo plazo producto de reestructuraciones de deuda.

A la fecha del informe, la compañía se encuentra en proceso de inscripción de dos nuevas líneas de bonos, con un plazo de 10 y 30 años, por un monto máximo conjunto de UF 5,0 millones. Los fondos recaudados de esta emisión estarán destinados principalmente al refinanciamiento de pasivos y al financiamiento de proyectos de inversión. El uso específico de los fondos de cada emisión se indicará en cada escritura complementaria.


PERSPECTIVAS: ESTABLES

ESCENARIO BASE: Incorpora la mantención de una equilibrada composición de financiamiento y un acotado plan de inversión para los próximos años, lo que, sumado a la rentabilización de las nuevas operaciones, permitiría balancear los requerimientos de capital. Ello se reflejaría en un endeudamiento acorde con su generación de flujos, en línea con la clasificación asignada.


ESCENARIO DE BAJA: Se podría generar en caso de observarse un deterioro estructural de los índices crediticios y/o producto de un plan de inversión más agresivo que el proyectado.


ESCENARIO DE ALZA: Se considera poco probable en el mediano plazo.