CNC: Ventas minoristas en Región Metropolitana bajaron 0,9% anual en mayo

|


Vestuario

Las ventas minoristas de la Región Metropolitana, medidas en términos de locales equivalentes, marcaron en mayo una baja de 0,9%, tras el aumento de 1,5% que se evidenció en abril, según el índice que elabora el departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC). Las ventas del sector acumulan en primeros cinco meses un alza real anual de 1,1%, por debajo del crecimiento de 3% acumulado en igual período de 2017. Al analizar los trimestres móviles, marzo-mayo marca un ascenso real anual de 2,4%, inferior al aumento registrado en el período anterior.

De acuerdo a la CNC, durante el mes de análisis sólo Vestuario marcó un resultado positivo, no obstante la alta base de comparación. Estas marcaron un avance anual de 2,9% y de 3,4% a mayo, por debajo de la expansión de 8,2% registrada en igual lapso de 2017.

Dentro del rubro destacó Ropa de Mujer con un alza de 8,3% real anual, promediando un incremento de 8% en el ejercicio. Por su parte, Vestuario Hombre y Vestuario Infantil constataron mermas de 0,7% y 3,1% cada una, apuntando la primera un alza marginal de 0,5% en primeros cinco meses, mientras que Vestuario Infantil exhibió un declive de 0,3%.

La actividad de Calzado presentó una fuerte caída de 7,6% real anual, influido en parte por una menor base de comparación al haber crecido un 14,5% en igual mes de 2017. Con este resultado, se acumuló un crecimiento marginal de 0,4% real.

Las ventas de Artefactos Eléctricos marcaron un repliegue de 2,7%, tras subir un 8,6% en abril, y promediando un alza de 2,7% real en 2018.

Electrodomésticos marcó una disminución de 9,0% real anual. Así, la subcategoría cerró a mayo con una baja real de 3,3%. Línea Blanca y Electrónica experimentaron mermas en el margen de 0,1% y 0,7% respectivamente, reportando a mayo incrementos de 2,8% y 5,4% cada una.

Las ventas de Línea Hogar, también enfrentadas a una alta base de comparación, marcaron en el quinto mes del año una baja real anual de 5,5%, cerrando entre enero y mayo con una subida de 4%.

Por su parte, en la categoría Muebles las ventas cayeron un 5,8% en mayo, tras crecer un 2,6% en abril y acumulando en los cinco meses del año una baja de 1,4% real.

Finalmente, la actividad de Línea Tradicional de Supermercado, tras marcar una baja de 3,5% real anual en abril, marcó en mayo prácticamente un nulo crecimiento con un alza de 0,3% real anual. La categoría promedia una contracción de 0,5% a mayo. Dentro del sector, el componente Perecibles marcó un alza real de 1,3% anual, acumulando a mayo un alza real también de 1,3%. Por su parte abarrotes evidenció una caída de 1,4% real anual en el quinto mes del año, cerrando el período enero-mayo con una baja de 1,7% real.


Perspectivas de la CNC


En el pasado mes hubo “un día hábil menos que en periodo mes de 2017, más dos feriados entre semana (el 2017 fue solo uno entre semana), lo que puede haber provocado la salida de consumidores de la capital y, por ende, menores gastos considerando que justamente los fines de semana son los días más fuertes para el sector. Por otro lado, las fuertes ventas del cyber monday pudieron también afectar en parte este indicador, el cual mide las ventas presenciales en la RM”, explicó Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la CNC

Con todo, el organismo estima que el sector minorista, sin contar automóviles, “aún se mantiene débil. Los aumentos del sector comercio dados por el INE han estado influidos por las fuertes alzas en el sector automotriz y sector mayorista, pero las ventas minoristas de almacenes no especializados aún no logran despegar y se mantienen con débiles crecimientos. “Esto se ha visto reflejado en mayores promociones y ofertas por parte del comercio, que antes no se veían en esta época, dado que los actores del sector acumularon mayores inventarios pensando en una mejora sustancial en las ventas, la cual aún no se materializa”, continuó la ejecutiva.

Otro factor a considerar, sostuvo Silva, es el mercado laboral, el cual aún se mantiene débil, donde crecen los cuenta propia y con prácticamente un nulo crecimiento de los asalariados del sector privado. A esto se suma la debilidad en el alza de las remuneraciones reales lo que ha llevado a un débil crecimiento de la masa salarial. “Según las estimaciones de nuestro departamento de Estudios, la masa salarial estimada de los asalariados (que perciben un salario por su trabajo y representan alrededor del 70% de los ocupados), creció en un 3,3% anual en abril de 2018, lo que implica una baja de 0,4 puntos porcentuales respecto al mes previo”, agregó.

“Es de esperar que el mercado laboral y los salarios vayan de a poco alineándose con la recuperación de la economía, pero esta adaptación ha sido lenta, transformándose en un riesgo para el consumo privado futuro. Junto con el fuerte repunte que se espera en la inversión, se hace imprescindible la creación de más y mejores empleos para poder tener un crecimiento sustentable en el largo plazo”, concluyó.


Ventas Comercio RM