​Pastas Suazo comunica su quiebra y trabajadores llaman a comprar stock existente para pago de sueldos y finiquitos

|


Suazo 1

Desde hace meses, la empresa Pastas Suazo estaba intentando superar la crisis económica más aguda de sus 80 años de historia. Pese a los esfuerzos la quiebra es definitiva y los trabajadores han hecho un llamando a la comunidad para que compren el último stock de productos y así les puedan pagar sus sueldos y finiquitos.

En enero, los bienes de la compañía Suazo Gómez S.A. representaban “poco más de un tercio de sus deudas, cercanas a los US$19 millones“, según diario La Tercera. Los bienes totales fueron valorizados en $4.432 millones.

La planta de operaciones se encuentra ubicada en Curicó, en la región del Maule. Su cierre dejará a cerca de 200 personas cesantes. Cuando se comenzó a asomar la crisis financiera, decenas de trabajadores fueron despedidos de manera paulatina.

La firma, según sus propias estimaciones, logró la capacidad de producir alrededor del 15% de las pastas que se consumen en nuestro país.

Javier Muñoz, alcalde de Curicó, dijo a TVN que había advertido que esta situación iba a generar un impacto complejo en la zona; y ofreció el apoyo del municipio en la medida que fuera posible.

Pastas Suazo, a cargo actualmente de una cuarta generación familiar, ha mantenido silencio desde que se agudizó la crisis.

En las últimas horas reporta Radio BioBío, los trabajadores hicieron un llamado a través de la cuenta de Twitter de la empresa que no pasó desapercibido: pidieron a la comunidad que se acercara hasta su punto de venta, ubicado en Merino 66, a comprar el último stock de productos. El llamado también fue replicado en la red social Facebook.

El objetivo de esas ventas será “recaudar los fondos para el pago de sueldos y finiquito de los trabajadores”.

El Diario La Prensa de la región del Maule publicó un comunicado que emitió Suazo Gómez S.A: “Informamos con preocupación y pesar, que la empresa Suazo entró en proceso de liquidación. Valeria Cañas ha asumido la administración y eventual continuidad de giro de la empresa”.

A renglón seguido, señalaron la preocupación que les produjo la constante concentración de ciertas áreas de negocios que han derivado en “la pérdida de fuentes de trabajo y producción”.