Presidente Trump se retracta y ordena mantener a familias unidas mientras estén detenidas en la frontera

|


Trump

El rechazo global a la política migratoria de “tolerancia cero” en Estados Unidos (EE.UU.) se dejó sentir en la Casa Blanca. El Presidente norteamericano, Donald Trump, informó ayer que se abandonó la disposición emitida por el Ejeutivo y que en definitiva significaba la separación de niños de sus padres en la frontera con México a través de juicios penales en casos de ingreso ilegal. Las críticas a tal medida, que llevó incluso a recluir a menores de edad en jaulas provinieron de todo el mundo, incluido el Vaticano.

En la jornada, el Papa Francisco apoyó los dichos de obispos católicos y otros religiosos estadounidenses quienes habían calificado la situación de “inmoral”. En definitiva, el Mandatario se retractó y firmó un decreto que ordena que las familias inmigrantes sean detenidas juntas y que permanezcan en prisión durante el lapso que dure su proceso penal. “Se trata de mantener a las familias unidas, mientras que al mismo tiempo nos aseguramos de tener una frontera muy poderosa y muy fuerte”, comentó el Jefe de Estado.

Tal como consigna Reuters, si bien el cambio puede poner fin a una iniciativa que provocó la ira desde el clero hasta líderes empresariales, así como la condena en el extranjero, también puede significar que los niños inmigrantes estén bajo custodia de manera indefinida.  Por lo pronto, el Ejecutivo debe enfrentar ahora una orden judicial que limita el tiempo en el que las autoridades de inmigración pueden mantener detenidos a los menores.