​La Reducción de la Dieta

|


Hermogenes Perez de Arce

Hace cuatro años en el Congreso las voces de izquierda denunciaban la desigualdad de los ingresos, alegando que los ricos ganaban veinte veces más que los pobres. Entonces les propuse a los parlamentarios que dieran el ejemplo, pues la dieta era más de veinte veces el salario mínimo y, agregados los aditamentos a la misma, superaba las cuarenta veces.

Los parlamentarios, en efecto, están en el decil de más altos ingresos. Visto lo cual les propuse renunciar a la mitad de su dieta y ceder la otra a asalariados con sueldo mínimo, dando así un paso y un ejemplo en la tarea igualitaria.

Esto bastó para que las voces que se levantaban contra la desigualdad en el Congreso callaran repentinamente, como en el antiguo cuento soviético de los años 30, en que un campesino se mostraba de acuerdo en que a los que tuvieran dos casas les expropiaran una y a los que tuvieran dos autos les expropiaran uno, pero no en que a quien tuviera dos gallinas le expropiaran una, por una simple razón: “yo tengo dos gallinas”.

Pero hace cuatro año el diputado Jackson leyó ese blog mío en el periódico digital de izquierda que entonces me publicaba y propuso reducir la dieta a la mitad, en una moción de ley que yace ya durante cuatro años en el Congreso, la mayoría de cuyos miembros son partidarios de redistribuir la riqueza de los demás, pero no la dieta, “porque tienen una”.

Ahora Boric se sumó a Jackson en la idea y reactualizaron el proyecto. Sorpresivamente, también lo apoyó el propio Presidente, que, es sabido, “se sube a todas las micros”, sobre todo si van a destinos populares en las encuestas. Pero la vocera de gobierno ha aclarado que ésa fue “una opinión personal de él” y no del Gobierno, aclaración que nunca se había hecho antes a un Jefe de Estado por la vocera de su régimen. Pero se justifica: ya basta con Chahuán en contra como para estarse echando encima también a los demás parlamentarios que, salvo Boric y Jackson, están perfectamente contentos con sus dietas de 33 salarios mínimos mensuales de la actualidad.


Hermógenes Pérez de Arce