Subtel congela uso comercial de banda 3.5 GHz para estudiarla como vía de desarrollo de red 5G

|


5G

A través de un proceso de fiscalización, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (SUBTEL) detectó que las concesionarias Claro, Entel, GTD (Telsur), Movistar, y VTR no están haciendo uso eficiente a nivel nacional de la banda 3.5 GHz, entregadas en 2001 y 2005. Así lo confirman las mediciones realizadas por el departamento de fiscalización, que arrojaron que de un total de 60 localidades monitoreadas a lo largo del país, el 73% no tiene señal y por ende no se encuentran en servicio ni operativos. En ese contexto esta Subsecretaría ha tomado la decisión de suspender la explotación comercial sobre la banda.

Además, el informe señala que se están produciendo situaciones anómalas, ya que existen muestras técnicas que algunas empresas estarían operando con una mayor potencia que la admitida en su concesión, o lo están explotando comercialmente de manera irregular.

Subtel, frente a este escenario, y haciendo uso de sus facultades para controlar y administrar el espectro radioeléctrico como bien nacional de uso público, se encuentra en la necesidad de estudiar en profundidad la banda de 3.5 GHz como estándar para el desarrollo tecnológico de la red 5G, y que se permita el desarrollo tecnológico del país, en concordancia a los mercados internacionales más desarrollados.

En el mundo se están tomando definiciones en ese sentido. Son varios los países, como Corea del Sur, Japón, Singapur y Estados Unidos, que cuentan con un mercado de telecomunicaciones más desarrollado, los que estarían optando por la banda de 3.5 GHZ para la implementación y despliegue de la red móvil de alta capacidad con tecnología 5G.

“El despliegue de la red 5G no sólo va a poner al país a la vanguardia de la región, sino que también tendrá un efecto positivo en el desarrollo y crecimiento de los distintos sectores productivos de Chile. El avance tecnológico del país implica mejores servicios para los ciudadanos, en lo que respecta a nuevas redes de alta velocidad, y que impacta a nuevas tecnologías como Internet de las Cosas, Telemedicina, y mejoras productivas en sectores como energía, minería y agroindustria”, consignó la repartición a través un comunicado de prensa emitido este miércoles.


Situación de cada operadora


Al analizar el estado actual por operadora, en el caso de Movistar, la compañía cuenta con espectro asignado en dos regiones (Aysén y Magallanes). VTR posee espectro entre las regiones de Arica y Parinacota, hasta la Araucanía; y GTD Telsur, en las regiones de Los Lagos y Los Ríos. En la actualidad, las tres compañías no lo están utilizando.

En el caso de Entel y Claro, que cuentan con asignación de espectro en esa banda, el resultado de la fiscalización de Subtel fue categórico, ambas compañías están subutilizando los espectros asignados, y han anunciado productos que operarían en una red 5G, que aún no está disponible en el país.

Al no existir en Chile, una definición por parte de esta Subsecretaría de Estado, del modelo y estándar técnico que entregará el marco para la implementación de la tecnología 5G que se deberá adjudicar, esta no puede ser comercializada por ningún concesionario en Chile en caso contrario se expone a sanciones, según lo establecido en el Título VII de la Ley General de Telecomunicaciones.

De acuerdo con la actual distribución de espectro en 3.400 – 3.800 MHz, todas las compañías mencionadas anteriormente estarían en situación de privilegio para el proceso de implementación de una futura red 5G, ya que poseen concesiones a nivel nacional de dicha banda, acaparando espectro en desmedro de una libre competencia, que permita múltiples ofertas, y precios más bajos a usuarios.

La subsecretaria de Telecomunicaciones, Pamela Gidi, señaló que la decisión adoptada se fundamenta en que “el espectro es un bien nacional de uso público escaso y en Subtel tenemos el deber hacer eficiente y eficaz su uso, evitando el oportunismo comercial y el acaparamiento de bandas que hoy se encuentran adjudicadas a algunas operadoras y que no están siendo utilizadas. Nuestro deber es velar por el correcto uso y la asignación eficiente del espectro radioeléctrico, por ello que estamos estudiando esta banda en específico para la futura implementación de la red 5G, tecnología clave para el desarrollo digital de Chile”.

Justificó la medida para llevar a cabo un proceso ordenado y en igualdad de condiciones para el futuro despliegue de la red 5G, ya que en los últimos 60 días de la administración anterior se autorizó el cambio tecnológico de más de 252 antenas dando pie al blanqueamiento de este espectro, que tuvo poco y nada de uso desde 2001 y 2005, respectivamente. “Sorprende que la administración pasada a último minuto haya autorizado el cambio tecnológico a esta cantidad de antenas en este espectro (3.500 Mhz). Con estas autorizaciones las empresas Claro y Entel se vieron beneficiadas quedando en mejor pie que otros actores para el desarrollo y despliegue de 5G en el país, en un serio y evidente problema de competencia que perjudicaría a todos los usuarios de telecomunicaciones de Chile”, sostuvo.

En el actual escenario, no puede haber un despliegue en condiciones competitivas de un concurso para la implementación de 5G. Los concursos públicos deben regirse por el principio de libre concurrencia, es decir, que se consideren las propuestas de todos los oferentes. Mientras más numerosas sean las ofertas que concurran a un concurso, mayor es el ámbito de acción para elegir la propuesta más satisfactoria al interés público.

Subtel, buscando proteger a los usuarios conectados en esta banda específica (3.500 Mhz), ordenó que las compañías Entel y Claro, que actualmente tienen explotación comercial, y que desde hoy se encuentran suspendidas, deben garantizar la continuidad operacional bajo los mismos estándares de calidad que hoy reciben los usuarios pero utilizando otras bandas y tecnologías. De lo contrario se exponen a sanciones por parte de la autoridad.