Irán es voto clave en decisión sobre suministro que adoptará la Opep este viernes

|


Opep

Mientras el mercado está atento a los vaivenes en el precio de commodities por la tensión comercial entre Estados Unidos (EE.UU.) y China, disputa que será tópico sensible en la reunión que este viernes sostendrá en Viena la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y sus aliados. En la cita se espera una resolución del grupo respecto a elevar el suministro de crudo o mantener la restricción al bombeo implementada desde comienzos del año pasado.

La idea de incrementar la producción, de cara a un mercado que se prospecta ajustado, está siendo impulsada por Arabia Saudita y Rusia, quienes han buscado acercar a Irán a su postura.

Las señales del gobierno de Teherán, sin embargo, no han sido del todo claras. De acuerdo a información recogida este miércoles por Reuters, la república islámica estaría abierta a evaluar un mayor suministro, condicionado a “que ningún país tenga derecho a compensar el declive en la producción de otro país. Por ejemplo, Arabia Saudita no debería compensar el descenso en la producción petrolera de Venezuela”, señaló una fuente próxima a la delegación iraní en Viena a Seda, medio de esa nación.

El comentario contrasta con la declaración formulada en la víspera por parte del ministro del Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh. “No creo que podamos alcanzar un acuerdo en esta reunión. La OPEP no es una organización que recibe instrucciones del presidente Trump (...) La OPEP no forma parte del Departamento de Energía de Estados Unidos”, enfatizó.