​El Ipom confirma la recuperación

|


Enrique Goldfarb 1SEMANA

Ayer jueves, el Banco Central dio a conocer sus proyecciones de crecimiento, y confirmó así las buenas expectativas que tienen tanto los hombres de negocios como los consumidores. Subió el piso de crecimiento de 3% de la proyección de marzo, situándolo en 3,25%.Tanto las estimaciones de economistas como algunos indicadores parciales apuntaban en el mismo sentido. Prácticamente todos ellos corrigieron al alza sus proyecciones anteriores y, por otro lado, un espectacular 5,9 % de Imacec de abril, una cifra muy positiva- incluso compensando por la huelga de Escondida el año pasado en igual período- y alejada de los paupérrimos guarismos del gobierno anterior, más un fuerte aumento en las cifras de inversión y las de bienes de consumo durable nos sitúan en una trayectoria mucho más favorable.

Los “espíritus animales” de los inversionistas, que Keynes hizo famosos, parecen haber vuelto al negocio. Porque se ve un gobierno apretando las teclas que corresponden y con un buen ritmo. Por ejemplo, el tema de la delincuencia, verdaderamente agobiante, está siendo enfrentado desde distintos ángulos, desde la coordinación de las policías entre sí y de ellos con los fiscales, hasta el tema, hasta ahora tabú, de la delincuencia juvenil, y de los robos de automóviles. Se inspira en el sistema “tolerancia cero” que convirtió a una de las ciudades más peligrosas del mundo como Nueva York, en una de las más seguras. No me recuerdo que el gobierno anterior mostrara la preocupación que el tema merece. En educación, se están buscando formas como mejorar la enseñanza, en un sentido totalmente opuesto a las reformas de Bachelet que introdujo de lleno la lucha de clases en la esfera educacional.

En resumen, no pasa semana que no escuchemos de una iniciativa gubernamental sobre las cosas que realmente importan, problemas concretos, y todos ellos, en los primeros lugares de las inquietudes de la gente. Esto dará mayor impulso a los negocios, formándose así un círculo virtuoso que nos acerca al desarrollo económico y social. Definitivamente, este es el tipo de política que queremos los chilenos, y los movimientos hacia el centro en la DC, y ahora en el PPD, con la excelente elección de presidente del ex canciller, Heraldo Muñoz, parece confirmarlo.


Enrique Goldfarb

Economista