​IPoM de Junio: El ajuste más significativo lo introdujo el BC a la inflación

|


BANCO CENTRAL LOGO 2

El IPoM de junio presentado este jueves por el Banco Central reconoce que se ha ido consolidando el proceso de recuperación iniciado a comienzos de la segunda parte de 2017. Respecto al desempeño se la actividad durante la primera parte de este año, el Informe reconoce que el PIB fue algo superior a lo previsto en el último IPoM de marzo, ante aumentos sobre lo estimado en sectores de oferta, lo que serían probablemente transitorios. Además reconoce un mayor dinamismo en líneas ligadas a la inversión y el consumo privado. Señala además, que durante la primera parte de este año, el crecimiento estuvo fuertemente incidido por las bajas bases de comparación y efectos calendarios positivos. No obstante, sostiene que tras el fuerte incremento en la velocidad de crecimiento observado en el 3T17, la actividad ha moderado la expansión de la aceleración en lo que va del año.


Uno de los mensajes más importantes respecto a actividad es que ésta aún mantiene holguras de capacidad importantes, las que se reflejan en la evolución de los indicadores de uso de capacidad, la inflación subyacente y el mercado laboral. Al igual que en las últimas reuniones de política monetaria, el Banco Central reconoce que la evolución del mercado laboral ha dado evidencia de esta holgura, al observar la caída en el ritmo de expansión de los salarios nominales y baja generación de empleo asalariado. Lo anterior, es presentado como un riesgo que podría afectar la masa salarial, y por ende, al consumo privado.

Con estos antecedentes, el Banco Central ajusta el rango de crecimiento previsto en el último IPoM a 3,25%-4,0%, elevando la parte baja del rango anterior en 25pb, producto del desempeño en actividad durante la primera parte de este año.

Con ello, los componentes del gasto se elevan respecto al Informe anterior, a excepción de las importaciones. En este sentido, el consumo total se eleva ligeramente desde 3,5% a 3,6%, la formación bruta de capital fijo sube desde 3,6% a 4,5%, las exportaciones se ajustan desde 5,0% a 5,2%, mientras que las importaciones se reducen desde 7,1% a 6,7%.

Para 2019 y 2020, la proyección de crecimiento se mantiene sin cambios en los rangos 3,25%-4,25% y 3,0-4,0%, respectivamente.


Inflación


El IPoM de junio presenta un ajuste significativo en la proyección de inflación para este año, desde un 2,3% a un 2,8%, el que se sustenta en el aumento que han tenido los precios de combustibles en pesos. El Informe no hace mayor análisis respecto a esta revisión, y solamente la argumenta con el desempeño observado en este componente volátil. Menciona que hasta este momento, la inflación se ha mantenido alineada a lo proyectado en el último Informe, sin realizar mayor autocrítica al significativo cambio en la estimación de esta variable. Este capítulo se centra en identificar los factores detrás del reciente desempeño en la inflación, la que en términos relativos ha sido baja producto de la influencia de una apreciación del tipo de cambio, holguras de capacidad e indexación a bajos niveles de inflación. Sin embargo, es evidente el cambio en proyección producto de un cambio en el escenario de inflación hacia los próximos meses, respecto de la evaluación realizada en el último IPoM, señala el análisis del Informe de Bci Estudios. En este sentido, la mayor inflación derivada de elementos volátiles acelerará la convergencia hacia la meta de 3%, de forma más rápida que lo previsto en marzo.

Adicionalmente, señala el IPOM que las expectativas de inflación de mercado se han elevado a plazos más cortos, evidenciando un ajuste de 50pb respecto al IPoM de marzo en la proyección de la inflación a fines de 2018, alcanzando un 2,9%.


Tasa de Interés


A diferencia del Informe previo, el Banco Central decide incorporar un supuesto de trabajo proclive a una normalización monetaria antes de fin de año. Con ello, menciona que la trayectoria de TPM es coherente con lo evidenciado en la última encuesta de operadores financieros (EOF) disponible al cierre del Informe, explica Bci Estudios. Esto es, una mediana de expectativas que incorpora un alza de 25pb a diciembre de este año. Con ello, el supuesto detrás del Informe es de un ajuste al alza en TPM durante 2018, en línea con las expectativa de escenario base presentado en el último Informe Economía Chilena de Bci Estudios. A dos años plazo, la última EOF incorpora un nivel de 3,50%.

Bci Estudios estima que el actual escenario base propuesto por el Banco Central llevará a introducir paulatinamente un mensaje más proclive a alza de tasas durante las próximas reuniones de política. La recuperación de la inflación hacia la segunda parte del año, sustentada en la proyección de crecimiento, junto con el aporte de elementos más volátiles de la canasta, llevaría a una próxima alza de TPM de 25pb en la reunión del mes de octubre, deduce el análisis de Bci Estudios.


Frente Internacional


El IPOM vuelve a mencionar que el escenario externo ha continuado mostrando una mejoría, de la mano de un mayor crecimiento mundial, mejores condiciones financieras y precios de commodities más elevados. El mundo desarrollado tendrá un mejor desempeño y América Latina ha ajustado sus perspectivas de crecimiento a la baja en algunas de sus economías, en particular, Brasil y Argentina.

Señala que los banco centrales de economías desarrolladas han comenzado de alguna manera a disminuir el estímulo, a la vez que la Fed ya se encuentra embarcada en su normalización monetaria.

Señala además, que el precio del cobre tuvo un alza importante, la que responde a factores transitorios. Con ello, las proyecciones de precio promedio para el 2018, 2019 y 2020 prácticamente no se modifican respecto al Informe de marzo, ubicándolas en US$3,10; US$2,95 y US$2,85 la libra, respectivamente. Esta combinación de precios del petróleo y del cobre, genera una trayectoria de términos de intercambio menos favorable en el horizonte de política monetaria.