​Entre el frio y la espera de datos

|


Alain Marchant

Ha sido y será una semana de noticias. Desde las heladas y nieve en Santiago hasta la reunión de Trump y Kim. Una reunión auspiciosa que libera tensiones políticas y de mercados, pero que el mercado ha tomado con cautela y reserva, pues pareció más una declaración de buenas intenciones, pero entre estos dos líderes, nada es claro. Dejar de hacer los juegos de guerra por un lado entre Corea del Sur y EE.UU y desistir del armamento nuclear y destruir sus instalaciones, por parte de Corea del Norte, suena prometedor. Sin embargo, estaremos al arbitrio de las jugadas emocionales o estratégicas de cada uno de ellos. La Fed de la mano de Powell, por su parte anunció este miércoles el aumento de tasas en 25 bp lo que está en línea con lo que esperaba el mercado. El anuncio más relevante fue el comentario de 2 subidas de tasa más durante este año, lo que implica una visión más hawkish de lo habitual en un comunicado que fue escueto en comparación a los anteriores. La bolsa no esperó terminando una sesión a la baja, con el S&P500 cerrando en 2.774. Una corrección importante pero que mantiene la tendencia alcista de acuerdo a parámetros técnicos. Esta alza de tasas, adicional al elemento de querer subir 2 veces más en el año, augura un carry trade y salida de flujos de capitales fuera del país, lo que traerá movimientos en nuestro tipo de cambio generando presión al alza con la consecuente presión inflacionaria en un mercado dependiente de productos importados. En esta semana aun queda por ver lo que dirá en su conferencia el Banco Central Europeo y el Banco de Japón por ende los bancos y los mercados estarán atentos a esa información para ver hacia donde se mueve la aguja tanto en el mercado de divisas, acciones y bonos.

El cambio de tendencia en la inversión y las mejoras de proyecciones del PIB nacional pueden aminorar los efectos de las nuevas alzas de la FED, pero todo dependerá de lo bien y rápido que se manifiesten localmente estas proyecciones, en lo que va del año, puesto que aunque no lo creamos, ya vamos en el sexto mes del año y con frio y calentamiento global y entre envases plásticos en el mar y restricciones de bolsas y vehículos, tenemos bastante tarea por delante: desde bajar déficit fiscal hasta producir más e incrementar la inversión. Quizás son muchos frentes en 6 meses, pero al menos hay que dejar las bases sentadas y aguantarse el costo político de algunas medidas que pueden no ser populares, pero si necesarias para la situación actual.


Alain Marchant

Ingeniero Comercial PUC

Presidente ejecutivo Seven Seas