China no siguió a la FED y mantuvo la tasa de interés tras datos económicos menores a los previstos

|


China indus

Un crecimiento de 6,8% anual expuso en mayo la actividad industrial de China, inferior a las estimaciones del mercado, mientras que la inversión en capital fijo moderó su desempeño escalando en un 6,1% en los primeros cinco meses del ejercicio, de acuerdo a datos oficiales.

De acuerdo a un sondeo de Reuters a diversos agentes internacionales, la producción industrial del gigante asiático escalaría en un 6,9%, una décima menos que en abril, por lo que el registro definitivo desalentó las expectativas. Lo propio ocurrió con el dinamismo en la inversión, cuya tasa previsible apuntaba al 7% manteniendo la trayectoria acumulada en los primeros cuatro meses el año.

Las ventas minoristas tampoco cumplieron con los pronósticos, al subir en un 8,5% en mayo, lejos de las proyecciones que consignaban un ascenso cercano al 9,6%, sólo dos décimas inferior al observado en abril.

En este escenario, el Banco Central de China resolvió mantener la tasa de instancia, decisión que tendió a sorprender en el mercado en vista de la ralentización económica descrita y el ajuste monetario que adoptó ayer la Reserva Federal norteamericana (FED). El órgano rector chino dejó sin cambios los tipos de los acuerdos de recompra inverso (repos inversos) a 7 días en 2,55%, a 14 días en 2,70% y a 28 días en 28%.

La cautela adoptada por el Banco Popular de China se dio en momento de bastante incertidumbre en vista de la disputa comercial que mantiene Pekín con Estados Unidos (EE.UU.), y de los alcances que tendría una campaña gubernamental para moderar el endeudamiento.


Acero en récord

Las cifras conocidas contrastan con el resultado de la producción del acero, la que reportó su máximo histórico durante el pasado mes al avanzar 5,8% respecto de abril y 8,9% anual hasta los 81,13 millones de toneladas de acero crudo, informó la Oficina Nacional de Estadísticas.

El incremento en las faenas acereras contravienen los esfuerzos de China por acotar la producción en áreas clave como parte de su campaña contra la contaminación y remarca un desafío no menor para el Ejecutivo referido al exceso de capacidad.