​La Ley del Embudo

|


Hermogenes Perez de Arce

¿Por qué Piñera tiene más de 50% de aprobación en las encuestas y Ponce Lerou en estos días es condenado por los medios y la opinión pública, siendo que han hecho las mismas cosas?

Es que “las mismas cosas” son juzgadas de diferente manera en Chile, dependiendo de quién las haga. Veamos.

A Piñera lo admiran porque ha reunido un patrimonio de miles de millones de dólares, pero a Ponce Lerou no, pese a que ha reunido uno todavía mayor.

Éste adquirió en los ’80, en licitación, SQM, empresa estatal que perdía 20 millones de dólares anuales. Ya en 1990 ganaba millones de dólares. Pero se critica esa licitación porque él había sido yerno de Pinochet. ¡Negociación incompatible! Piñera adquirió LAN a partir de 1990, siendo senador y presidente de RN y la negoció con la Corfo al mismo tiempo que negociaba con Aylwin la “política de los acuerdos”, para facilitar la aprobación de leyes que quería el gobierno. Pero nadie ha dicho —salvo esta columna— “¡negociación incompatible!”.

Critican a Ponce Lerou porque “le propinó el mayor golpe a nuestra democracia” al dar dinero para sus campañas a políticos de todos los sectores. Uno de esos políticos fue Piñera, según declaró la funcionaria de SQM, Danitza Yepes, en “La Tercera” de 5 de mayo de 2015, p. 15. Y, según la misma publicación, para cobrar esa ayuda electoral entregó facturas que no correspondían a servicios efectivos, según el gerente de SQM, Gerardo Illanes.

El “golpe a nuestra democracia”, entonces, lo dieron ambos, pero condenan a uno solo.

Argumentan que Ponce Lerou ha sido acusado de operaciones bursátiles con información privilegiada y por eso no debe ser asesor de SQM. Pero Piñera fue condenado por lo mismo, y no apeló sino que pagó una elevada multa, aceptando implícitamente su culpa. Sin embargo, pudo y puede ser, no ya asesor, sino Presidente de la República, y dos veces.

Antes en Chile eso tenía un nombre: Ley del Embudo. Y si no sabe por qué lo llamaban así, pregúntele a un adulto mayor.


Hermógenes Pérez de Arce