​GPM recomienda al Banco Central mantener tasa de interés en 2,50% este mes

|


Peso chileno (tasa de interu00e9s)

El Grupo de Política Monetaria (GPM) recomendó este martes mantener la tasa de interés en 2,50% en la víspera de la reunión que sostendrá el Banco Central para resolver qué hacer con los tipos.

La instancia, integrada por los economistas Verónica Mies, Raphael Bergoeing, Carlos Budnevich, Tomás Izquierdo y Guillermo Le Fort, indicó que “los últimos datos de inflación y de actividad dan indicios de que la economía estaría en una posición cíclica más favorable y que se estaría iniciando un proceso de cierre de brechas. El Imacec de abril fue 5,9% reflejando las buenas condiciones externas y las aún bajas bases de comparación. A futuro, será clave la evolución de la inversión. La inflación de mayo de 0,3%, mayor a la esperada, reubica a la inflación en 12 meses en el piso del rango meta del Banco Central y las expectativas de los agentes económicos muestran un alza en la inflación de mediano plazo respecto a meses previos.”

En el escenario externo, apuntó el grupo, “el dinamismo de la actividad mundial, en particular, de las economías desarrolladas, sigue consolidándose. En términos relativos, los precios de los commodities siguen altos y las condiciones financieras favorables, aun cuando ha aumentado la incertidumbre. En efecto, en el último mes, se incrementan los riesgos financieros y políticos. Por una parte, sorpresas inflacionarias podrían adelantar la trayectoria de alzas de las tasas de referencia en Estados Unidos, con el consiguiente efecto en precios de activos y condiciones financieras más volátiles y estrechas. Por otra, la situación política se ha vuelto más compleja con dudas sobre el desenlace del conflicto comercial entre EE.UU.-China/Europa. De esta manera, las posibles restricciones comerciales y las alzas de costos que están enfrentando las principales economías, pueden poner resistencias a la recuperación económica y acentuar las presiones inflacionarias asociadas a esta fase.”

En este contexto, los economistas recomendaron mantener el tipo rector en 2,50% “en espera de nuevos antecedentes sobre la evolución de la actividad doméstica y las condiciones financieras externas.”