​Trump y Kim inician histórica cumbre entre líderes de EEUU y Corea del Norte dándose la mano

|


Trump Kim Hotel singapur

“Encantado de conocerlo, señor presidente”, dijo Kim momentos después mientras estaba sentado junto a Trump, frente a una serie de banderas norcoreanas y estadounidenses, sonriendo ampliamente cuando el mandatario republicano le ofreció un gesto de aprobación.

Con las cámaras de la prensa mundial concentradas en ambos, Trump y Kim ofrecieron una atmósfera inicial de amistad.

“Me siento realmente bien. Vamos a tener una gran discusión y será un gran éxito. Es un honor y tendremos una fantástica relación, no tengo dudas”, expresó Trump.

“No fue fácil llegar aquí (...) Hubo obstáculos, pero los superamos para estar aquí”, respondió Kim.

Trump y Kim tienen fijado celebrar una reunión individual que podría durar alrededor de dos horas, antes de que se les unan otros funcionarios y almuercen juntos.

Si logran concretar un avance diplomático, esto podría traer un cambio duradero en el paisaje de seguridad del noreste de Asia, de una manera similar a cómo la caída del Muro de Berlín en 1989 cambió a Europa.