Expectación y optimismo en víspera de cumbre entre EE.UU. y Corea del Norte

|


EE.UU.   Corea del Norte

Los ojos del mundo están puestos en Singapur este lunes. Ahí se encuentra el Presidente norteamericano, Donald Trump, para reunirse este martes con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un. La esperada cumbre se da luego de tensos episodios entre ambos países en vista del plan nuclear de la nación asiática, tópico que sería central en la conversación de mañana. “¡Es genial estar en Singapur, el entusiasmo está en el aire", manifestó ayer el mandatario estadounidense a través de twitter.

El equipo diplomático de Washington, encabezado por el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha realizado varios encuentros con sus pares norcoreanos y ha asegurado que las conversaciones con la contra parte han fluido “rápido” en las ultimas horas. Aunque no dio mayores detalles, aseveró estar “muy optimista en cuanto a las posibilidades de éxito" de la cita. Por lo pronto, indicó que EE.UU. ofrecerá "garantías de seguridad únicas, diferentes" de las propuestas hasta ahora, a cambio de una desnuclearización "completa, comprobable e irreversible".

Por su parte, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, expresó su confianza en la cumbre pero remarcó la necesidad de prudencia. "Aunque el diálogo comience bien, se necesitará probablemente un diálogo de largo plazo, que puede tomar un año, dos, o incluso más para resolver todos los temas que hay sobre la mesa".