​IPC anota en Mayo por segundo mes consecutivo una cifra sobre lo esperado

|


Palta

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que el IPC de mayo registró una variación mensual de 0,3%, acumulando un 1,3% en el transcurso del año y llevando a que la variación interanual se ubicará en niveles de 2,0%.

Entre los productos que registraron las mayores incidencias positivas del mes se encuentran los productos “Paquete turístico” (+13,6% m/m; incidencia: 0,10 pp.), “Gasolina” (2,7% m/m ; incidencia: 0,08 pp.) y “Palta” (9,2% m/m ; incidencia: 0,04 pp.). Por otra parte, las mayores incidencias negativas del mes fueron asociadas a los productos “Limón” (-23,6% m/m / incidencia: -0,06 pp.), “Gasto común” (-2,1% m/m / incidencia: -0,02 pp.) y “Automóvil nuevo” (-0,6% m/m / incidencia: -0,02 pp.).

En cuanto a los indicadores que excluyen precios que muestran una alta volatilidad, se informó que el IPC sin alimentos y energía (IPC SAE) y el IPCX1 anotaron incrementos mensuales de 0,3% y 0,2%, manteniendo sus variaciones interanuales en niveles de 1,6%, mismo nivel observado el mes anterior.


Análisis

El IPC de mayo se ubicó marginalmente por sobre las expectativas de BICE Inversiones (0,2% m/m), aquellas descontadas en las encuestas coyunturales (EEE: 0,2%), los seguros de inflación (0,2% m/m) y en línea con las expectativas de mercado (Bloomberg: 0,3% m/m).

De esta forma, la inflación anual en mayo retornó al piso del rango de tolerancia inflacionaria establecido por el Banco Central, mientras que la inflación subyacente acumula cuatro meses consecutivos en niveles de 1,6% y aún bajo el rango meta para la inflación.

En el agregado, las últimas dos cifras de inflación han anotado una sorpresa positiva, las cuales logran compensar los dos registros que decepcionaron al mercado en los meses de febrero y marzo. Por otra parte, las últimas cifras de actividad han continuado sorprendiendo positivamente a las expectativas de mercado y ha elevado las proyecciones de crecimiento para este año. Como un todo, Bice Inversiones sigue observando que la recuperación de la actividad local comenzará a generar presiones inflacionarias subyacentes durante el segundo semestre y le permitirá al Banco Central de Chile efectuar su primera alza de la tasa de política monetaria TPM a finales de este año.

En términos de posicionamiento, sigue recomendando sobreponderar la UF en las carteras de Renta Fija, con preferencia por instrumentos corporativos por sobre sus pares soberanos y con miras a duraciones entre los tres y cuatro años.