​Crece polémica por el regreso de los Ponce Lerou a SQM como asesores estratégicos del directorio

|


SQM 2

La polémica por el regreso de los hermanos Ponce Lerou a SQM en calidad de asesores del directorio, pese a que el contrato con Corfo para mantener la concesión del Salar de Atacama exigió su salida del control de la empresa, ha ido aumentando de tono.

Por un lado SQM emitió este miércoles en la tarde un comunicado donde insiste en que los términos del contrato y las condiciones que le impuso Corfo son significativamente más exigentes que los que la entidad alcanzó previamente con el otro productor de litio en Chile: Albemarle.

“SQM no tuvo ni ha tenido privilegios de ninguna naturaleza en las negociaciones con Corfo”, sostuvieron.

A ello se sumaron las declaraciones del abogado que negoció en representación de Julio Ponce Lerou el contrato con Corfo, Sebastián Oddó, quien aseguró que el ex vicepresidente ejecutivo, Eduardo Bitran (PPD), faltaba a la verdad al decir que la decisión del directorio de SQM de contratar a los Ponce Lerou como asesores estratégicos, vulneraba las condiciones del contrato y lo invalidaba.

Lo anterior originó un desmentido del extitular de Corfo a través de Twitter, en el cual arremetió contra Ponce y recalcó que sus intentos por “justificar lo injustificable es una desfachatez y una vergüenza, que sólo proyecta la cultura de impunidad que han tenido por años”.

Un par de horas después Corfo emitió un comunicado oficial en el cual explica que la oficina de abogados de Felipe Bulnes, la que negoció el acuerdo a nombre de SQM, les mostró respaldos de que en esa polémica negociación se señaló expresamente que la figura de “asesores” quedaría excluida de las prohibiciones del contrato.

“El abogado hizo llegar respaldos de correos que dan cuenta de que la decisión fue consensuada y aprobada por el anterior Gobierno, incluyendo al propio Bitrán, recalca el escrito de la actual administración de Corfo.

“La actual administración de Corfo se encuentra, por lo tanto, obligada a la ejecución del contrato conforme a lo establecido y de acuerdo a los antecedentes expuestos. Los correos electrónicos dan cuenta que el espíritu de los contratantes fue no ampliar la prohibición al cargo de asesor. En el marco de la legalidad, nos encontramos obligados a dicho contrato, sin perjuicio de no compartir que se haya aceptado la exclusión de los asesores en la norma”, añadió.

Eso sí, recalcaron su compromiso por fiscalizar a la minera no metálica. “Redoblaremos el esfuerzo de fiscalización del contrato a través del Comité de Supervisión de los Contratos del Litio. Además, fiscalizaremos estrictamente para que la decisión de SQM de contratar la asesoría de Julio Ponce Lerou y Eugenio Ponce Lerou, no implique que ambos participen en la toma de decisiones ejecutivas o directivas de la empresa, ni que se trate de una forma de simulación contractual”, señala el comunicado.

Al final de la jornada Eduardo Bitrán respondió al comunicado de la Corfo señalando que el objetivo del acuerdo fue siempre sacar a Julio Ponce Lerou de la empresa y del control que tenía sobre ella. Indicó que en la redacción del contrato no se agregaron detalles específico, como prohibición del cargo “asesor” u otros, ya que estos podían caer en “vicios de constitucionalidad y/o legalidad”, defendiéndose de las acusaciones que lo indicaban como presunto responsable de haber dejado abierta la puerta para que los Ponce Lerou volvieran a desempeñar un rol en la empresa.