​Agenda Digital: De ser Tema aparte pasó a ser parte del Tema

|


Alfredo Barriga

Quedé contento al finalizar la cuenta pública del Presidente Piñera porque escuché muchas propuestas programáticas con el término “digital”. También por esa parte del discurso dedicada a una Agenda del Futuro, con participación de ex presidentes de la república, congresistas y ciudadanos que tienen que aportar. Siempre es para mí un motivo de satisfacción ver que la transformación digital de Chile está presente en los discursos del Presidente Piñera, quien me honró escribiendo el prefacio de mi libro.

En esta cuenta pública noté un cambio respecto de lo que hasta ahora se había hablado de agenda digital. Y es que se nota que la mayor parte de las iniciativas lo son desde los Ministerios – Salud, MINSEGPRES, Economía, Justicia, OOPP, Cultura, Mujer, Trabajo. Eso quiere decir que la agenda digital ya no es tratada como “tema aparte” sino como “parte del tema”. Un avance.

Eché en falta sin embargo una bajada concreta a los dos mayores desafíos que nos enfrentamos como país frente a la nueva revolución tecnológica: la reconversión de nuestra base laboral y la reconversión de nuestra matriz productiva. Pasar desde una economía del siglo 20 a una del siglo 21. El Presidente plantea muy claramente el desafío, pero faltan las medidas para enfrentarlo. ¿Ese trabajo queda para el anunciado Consejo del Futuro?

Hubiese querido ver algo como la creación de una plataforma de capacitación en las nuevas habilidades que se requieren para los trabajos del siglo 21, con el objetivo de apoyar a millones de trabajadores en el cambio de la naturaleza del trabajo que se avecina. Lo de la certificación de habilidades es correcto, pero ese es el “qué”. Falta el “cómo”. Hubiese querido escuchar de un cambio de la malla curricular y de la metodología de enseñanza en el aula para preparar ciudadanos que, cuando salgan a buscar trabajo, será en puestos que hoy no existen, usando tecnologías que hoy no se han inventado, para resolver problemas que no tenemos idea cuales serán. Se habla en el discurso de mejorar contenidos y metodologías e introducir tecnologías, pero sin contexto. Hubiese querido escuchar sobre el fomento de empresas del conocimiento, por ejemplo, focalizando la actividad de CORFO exclusivamente a la creación y desarrollo de este tipo de empresas.

Con todo, es el discurso más digital que le he escuchado a ningún presidente en su cuenta pública. Y a diferencia de todas las veces anteriores, esta vez la prensa sí recogió las propuestas en estas materias, en especial la Agenda del Futuro. Es alentador, pero aún falta mucho trabajo por hacer, y queda poco tiempo para hacerlo.


Alfredo Barriga Cifuentes

Consultor en Transformación Digital

Profesor UDP

Autor libro “Futuro Presente: cómo la revolución digital afectará mi vida”, disponible solo en Amazon