Consultas por virus sincicial e influenza tendrían peak en dos semanas

|


Salud

La llegada del invierno y las bajas temperaturas trae consigo también más atenciones médicas, específicamente en los grupos más susceptibles: niños y adultos mayores.

En ese escenario, según el último reporte del Instituto de Salud Pública (ISP) respecto a la circulación de virus respiratorios, se constató que a la semana 21 de este año (20 al 26 mayo) se observó un aumento en el número de casos de adenovirus, influenza B y metapneumovirus.

En contraste al año pasado, el virus respiratorio sincicial, parainfluenza e influenza A muestran estancamientos en su expansión en la población respecto a 2018, lo que supondría un retraso en llegar al peak en niños y adultos mayores, aseguran especialistas.

Según el académico de la Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián, José Luis Velásquez, “normalmente los virus compiten en la población, porque cuando hay muchos virus respiratorios e influenza, uno predomina”.

Detalló que “los virus influenza y virus respiratorio sincicial normalmente compiten por el nicho en la población, por lo que cuando está alto el virus influenza, el virus respiratorio sincicial está bajo. El sincicial es más frecuente en los niños, adultos mayores y en lactantes, con cuadros de bronquiolitis típica. Entonces, está ocurriendo un poco eso: está más alto la influenza y por lo tanto, el virus respiratorio sincicial se maneja más bajo”.

El también médico broncopulmonar puntualiza que en una o dos semanas “esto puede cambiar, subiendo el virus respiratorio sincicial y bajando la influenza y en ese caso vamos a ver muchos lactantes comprometidos. Ahora lo que vemos son adultos. También hemos visto mucho adenovirus por las temperaturas, así que son más bien virus comunes de la estación que los graves”.

El profesional añade que el virus respiratorio sincicial e influenza “son los más complejos, aunque hasta ahora he visto más del tipo B, aunque la influenza A es más compleja, con presencia de fiebre sobre 38 grados. Hoy vemos más que nada resfrío común, malestar, tos dolor de garganta, malestar, pero sin fiebre. Hay que ir monitoreando semana a semana”.

Concuerda con esta apreciación la epidemióloga, María Teresa Valenzuela, quien comentó que la circulación de virus es absolutamente impredecible, “en el sentido de cuál predomina cada año o cuando comienza a predominar”.

Para 2018, “ha habido un desplazamiento del virus respiratorio sincicial e influenza por el tema de las temperaturas. Ahora ya se empezará a notar el cambio porque con las temperaturas de las semanas anteriores no se daba este cuadro. El virus respiratorio sincicial (VRS) aprovecha cuando hace frío y ahí aumenta, por lo tanto, esta demora en generar brotes de VRS ha sido fuertemente el clima”.

La también vicedecana de Investigación y Postgrado de la Facultad de Medicina de la U. de Los Andes, agregó que respecto al virus respiratorio sincicial “podríamos ver un alza a mediados de junio. Por eso es que ahora aparece más tardíamente. Hemos tenido una ola de frío y comenzaríamos a observar este incremento de casos generados por el virus respiratorio sincicial”.

Y respecto de la influenza, la ex directora del ISP indicó que “es de esperar que con el inicio precoz de la campaña de vacunación contra la influenza y las altas coberturas en forma rápida, haya un menor número de casos, debido fundamentalmente al virus AH3N2”.