​Sustentabilidad y atraer millenials, desafíos clave de CEOs internacionales para los próximos tres años

|


Era digital



Un mayor enfoque que permita incluir elementos de sustentabilidad en sus compañías tales como crecimiento orgánico, joint ventures, fusiones y adquisiciones son aspectos que están hoy en la mira de los principales CEOs de Chile y América Latina, según una reciente encuesta de KPMG considerando la progresiva atención que la sociedad le está dando a este tema junto con la transparencia y el medio ambiente como metas para los próximos años. Esto con el fin de vincular su estrategia de crecimiento con un propósito social más amplio.

Así lo revela el estudio “Global CEO Outlook 2018”, que identifica cuáles son las principales preocupaciones de los principales ejecutivos a nivel global para el mundo que enfrentarán en los próximos tres años.

Para elaborar este sondeo, KPMG Internacional realizó una encuesta a 1.300 CEO a nivel mundial, de los cuales, 278 pertenecen a empresas en América Latina, y de ellos, 15 a compañías de Chile.

Según el reporte, tanto los ejecutivos globales como los de América Latina están impulsando el crecimiento frente a un ambiente de cambios demográficos significativos, volatilidad geopolítica, disrupción tecnológica y la amenaza de un ataque cibernético futuro.



Un mundo cambiante


Entre los desafíos para sus proyecciones de crecimiento, el Informe indica que “los CEO de LATAM son menos propensos que los CEO a nivel global en aseverar que las metas de crecimiento serán cada vez más difíciles de lograr; de ver la necesidad de que la organización actúe con mayor agilidad o mejorar el monitoreo de la disrupción del mercado y los procesos de innovación y ejecución”. Por otro lado, el estudio indica que los ejecutivos chilenos sondeados, ven más necesidad de cambio: casi tres cuartas partes (73 por ciento) están luchando por vincular su estrategia de crecimiento con un propósito social más amplio.

“Hoy en día, los ejecutivos de las compañías chilenas tienen mayor claridad respecto que el crecimiento de sus organizaciones debe ser orientado hacia un enfoque que incluya elementos de sostenibilidad”, señala Cristián Bastián, socio principal de KPMG Chile, al respecto.


Junto a ello, el socio principal de KPMG Chile, sostiene que “las actuales agendas de los directorios deben estar alineadas y ser capaces de interpretar las nuevas prioridades y desafíos de las empresas que dirigen y de la sociedad, que exigen un marco distinto en la toma de decisiones e inversiones, que deben contar con objetivos de desarrollo con sustentabilidad, tratando de focalizarse así sobre los aspectos clave de la creación de bienestar a través de un modelo más integral”.

No obstante, previo a lograr estas habilidades, el 84% de los CEO’s de América Latina encuestados considera que es importante, en primer lugar, lograr metas de crecimiento, mientras que sólo el 52% de los ejecutivos globales consideran relevante este punto.



Como impulsar un crecimiento realista


Los CEOs Globales se muestran optimistas sobre el ambiente macroeconómico; se sienten seguros de las perspectivas de crecimiento globales y de la industria (el 67% y el 68%, respectivamente). Aunque esa perspectiva positiva en cuanto a la industria la comparten nueve de cada diez CEOs de América Latina, muchos menos en ese grupo tienen confianza en las perspectivas de crecimiento para la economía global durante los próximos 3 años (el 37%), lo que representa una marcada reducción desde 2017, cuando los CEOs latinoamericanos y los CEOs Globales se mostraron igualmente optimistas (el 63 y el 65%, respectivamente).

Los CEOs en ambos grupos también se sienten seguros del crecimiento de sus países individualmente, habiendo aumentado la seguridad entre los CEOs en América Latina 20 puntos de porcentaje desde 2017 al 90 por ciento este año, en comparación con el 74% de los CEOs Globales (que bajó 3 puntos de porcentaje este año). Y surge una historia más compleja sobre las perspectivas de crecimiento para las compañías:

El 96 por ciento de los CEOs latinoamericanos y el 90 por ciento de los CEOs Globales, respectivamente, se sienten seguros de las perspectivas de crecimiento para sus compañías (ambos aumentaron 7 puntos de porcentaje desde 2017).

Sin embargo, solo el 37 por ciento de los CEOs Globales tiene planes de aumentar su plantilla de personal más de un 6 por ciento durante los próximos 3 años (que es una reducción de 10 puntos de porcentaje). Solo uno de cada diez CEOs latinoamericanos (el 13 por ciento) tiene planes de aumentar su plantilla de personal a ese nivel, lo que es una reducción desde el 35 por ciento en 2017.

La mayoría de los CEOs en ambos grupos prevé un cauteloso crecimiento del ingreso de menos del 2 por ciento durante los próximos 3 años (el 84 por ciento de los CEOs latinoamericanos y el 55 por ciento de los CEOs Globales, respectivamente).



La importancia de lo digital


Otro de los aspectos que los CEO ven como prioritario es impulsar una fuerte transformación digital en sus compañías. En ese sentido, el responsabilizarse por los datos de sus clientes y contar con la confianza de ellos, resulta clave.

De acuerdo al reporte, el 71% de los ejecutivos se considera personalmente listo para liderar una transformación radical en la organización, mientras que el 59% estima que esencial la protección de los datos del cliente.

Por otro lado, el 51% de los consultados considera que el directorio tiene una expectativa irracional de rendimiento de la inversión relacionada con la transformación digital.

No obstante, esta transformación es bien vista por los CEO’s ya que el 95% de estima que esta es una oportunidad y no una amenaza.

También existe un creciente sentido de la inevitabilidad de un ataque cibernético entre los CEOs Globales, habiendo cerca de la mitad (el 49%) de ellos que dice que ser víctima de un ataque se trata más de ‘cuándo’ que de ‘si’. Esa cifra baja a dos de cada diez CEOs de América Latina (22%), aunque el riesgo de la seguridad cibernética ha aumentado en su radar este año. Este fue identificado como la única amenaza mayor al crecimiento por más CEOs latinoamericanos que todo otro riesgo potencial.

Dado el actual ambiente geopolítico, tal vez no resulte sorprendente que un ‘regreso al territorialismo’ fuese la amenaza nombrada por el mayor número de CEOs Globales este año. A pesar de la dependencia en el comercio global en los sectores industriales clave, los CEOs latinoamericanos, como grupo, se muestran relativamente indiferentes a este riesgo, y solo uno de cada cinco identificó el territorialismo entre las amenazas potenciales al crecimiento (su sexto mayor riesgo en general).



El reto de los millenials

Se entiende por millenials a la generación de personas nacidas entre 1980 y 2000, como define el estudio. El cambio generacional es un tema clave para los ejecutivos tanto globales como chilenos. Al ser consultados sobre las formas en las que enfrentan el desafío de responder a las nuevas exigencias de este público, un 67% de los gerentes chilenos mencionó la “adaptación de sus métodos de venta y distribución”, variable seguida por “entender cómo las necesidades de los millenials difieren de la de los consumidores de mayor edad”.

En cambio, los CEO de América Latina priorizaron levemente (46%) la variable “responder con servicios en formato on demand”, seguida por “escoger a directivos y gerentes con experiencia que sepan entender a las generaciones más jóvenes y sus necesidades” (45%). A nivel global, los CEO, prefirieron la variable “atraerlos a través de servicios digitales” (45%).

De hecho, un 38% de los gerentes encuestados considera necesario reposicionar su marca para satisfacer las necesidades de este tipo de segmento social.



Los mercados en desarrollo son un foco para el crecimiento


La confianza de los CEO latinoamericanos en una recuperación económica sostenida en casa la refleja un fuerte interés de negocios en la región desde el extranjero. El setenta por ciento de los CEO Globales dice que su mayor prioridad para la expansión geográfica son los mercados emergentes. Esa cifra aumenta al 81% de los CEO en América Latina, habiéndose destacado a Centro y Sudamérica como la región más importante para los CEO en ambos grupos.