​Sector metalúrgico metalmecánico perdió 36 mil puestos de trabajo en 12 años

|


Juan Carlos Martu00ednez


Una completa radiografía del sector metalúrgico metalmecánico entregó este jueves el presidente del gremio, Juan Carlos Martínez, durante un encuentro que sostuvieron los empresarios de esa industria con el vicepresidente del Banco Central, Joaquín Vial.

Lo más llamativo de las cifras expuestas fueron los números en torno al empleo, donde, según Martínez, “el sector lamentablemente ha seguido una trayectoria negativa en los últimos años. Si comparamos el periodo 2005 – 2017, éste ha caído en 18,4%, lo que se traduce en la destrucción de aproximadamente 36 mil puestos de trabajo en 12 años”, señaló.

En relación al crecimiento, el presidente de ASIMET informó que en marzo de este año el sector registró una caída en sus niveles de producción de 0,5%. Con esta cifra, señaló, el crecimiento durante el primer trimestre de 2018 alcanzó un resultado positivo de 3,7%.

Al respecto, sostuvo que durante 2016 y 2017 esta industria inició un lento proceso de recuperación, exhibiendo incrementos en sus niveles de producción de 3,1 y 2,3%, respectivamente. Ello, después que en 2015 el sector “tocó fondo”, según indicó. “Al término de ese año registramos los niveles de producción más bajos de los últimos 15 años, con un crecimiento negativo de 3,9%. Esa cifra significó un descenso de 30,8% respecto de los niveles exhibidos en el año 2008”, sostuvo.


JC Martu00ednez y Joaquin Vial

A nivel de exportaciones, Martínez informó que, excluyendo la chatarra, ellas alcanzaron los 2.185 millones de dólares durante 2017, lo que significa una participación de los envíos del sector en el total país de 3,1%. “Las importaciones, en tanto, alcanzaron los 24 mil 246 millones de dólares, más de 11 mil millones más que las registradas hace 12 años”, recalcó.

Durante su intervención ante la autoridad del Banco Central, el presidente de ASIMET sostuvo que la estabilidad macroeconómica que ha tenido Chile en los últimos 30 años ha sido uno de las bases de su desarrollo económico. Agregó que los períodos críticos de la economía global en la cual Chile está inmerso podrían haber sido mucho peores si no fuera por la forma prudente, juiciosa y autónoma con la que el Banco Central, independiente de los gobiernos de turno, los ha sabido enfrentar.

“Sin ir muy lejos, basta mirar a nuestros vecinos para comprobar la importancia y el rol fundamental que juegan estas instituciones en la estabilidad económica de los países. La grave crisis que afecta hoy a Argentina, y que es ya casi una enfermedad endémica de ese gran país, es justamente el reflejo de la ineficacia de sus políticas monetarias influenciadas por los gobiernos de turno, que los hacen entrar en forma periódica en ciclos inflacionarios, y a una permanente desvalorización de su moneda”, señaló.

Finalmente, Martínez afirmó que aunque hoy corren tiempos mejores para Chile, “con una economía creciendo a un ritmo no visto en casi cinco años, una mejora en los indicadores de confianza tanto de consumo como empresarial y positivas proyecciones desde el mercado, la pregunta que muchos nos hacemos es cuándo se consolidarán estas expectativas para hablar de una recuperación económica generalizada”, concluyó.