Estudio revela que cocinar a la parrilla podría causar cáncer y mutaciones del ADN

|


Parrillas

Un estudio realizado por científicos chinos reveló que las personas que preparan y consumen alimentos en parrillas están más expuestas al daño de los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), elementos químicos que pueden causar mutaciones del ADN y enfermedades como el cáncer de pulmón.

De acuerdo a las investigaciones, aunque la máxima exposición a los HAPs se produce en el momento del consumo de la carne, los humos emitidos durante su preparación también elevan la cantidad de estos químicos en el cuerpo humano, según informó el portal WebMD.

Los investigadores han analizado muestras de orina de varios grupos participantes en el estudio y calculado el nivel de daño de los humos con los que han tenido contactos.

Los resultados señalaron que, después de comer la carne preparada a la parrilla, el contacto de los humos con la piel ocupaba el segundo lugar en nivel de peligrosidad, incluso por delante de la inhalación de estos.

Los científicos explicaron que la ropa puede proteger la piel solo durante un tiempo, ya que, una vez que la tela se satura del humo contaminado, la piel empieza a absorber los químicos dañinos.

Por esta razón, para disminuir la exposición a estos químicos, los expertos recomiendan lavar la ropa inmediatamente después de haber estado cerca de una barbacoa.