​Moody's: Aceleración del crecimiento global queda limitada por condiciones de crédito más rigurosas

|


Economia mundial

Se espera que continúe el crecimiento económico global durante 2018, aunque moderado hacia el cierre del año debido a que una serie de países alcanzarán su máximo de empleo y las condiciones crediticias se contraen en un entorno de tasas de interés al alza, señala Moody's Investors Service en su actualización trimestral de la Perspectiva Macroeconómica Global. Sin embargo, se han materializado riesgos a partir de los recientes episodios de estrés en los mercados financieros de países emergentes, como han sido el repunte de los precios del petróleo y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Para los países emergentes, se proyecta un crecimiento de 5,2% tanto en 2018 como en 2019, por debajo del 5,3% de 2017. La perspectiva para países de mercados emergentes se basa en nuestra evaluación de la fortaleza económica general de cada uno y de su capacidad para soportar la mayor volatilidad de los flujos de capital.

"En general, esperamos que 2018 sea un año de crecimiento global robusto, similar a 2017", apunta Madhavi Bokil, un VP Senior Credit Officer de Moody's. "La actual turbulencia de los mercados financieros de países emergentes representa riesgos de un mayor derramamiento del efecto negativo sobre el crecimiento de una serie de países más allá de Argentina y Turquía, mientras que existe un riesgo que los mayores precios del petróleo pesen en el poder adquisitivo y presenten un riesgo de mayor inflación. Otro factor de riesgo para el crecimiento es que aumenten las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China".

Se espera que los países del G-20 crezcan 3,3% en 2018 y 3,2% en 2019. El diferencial de crecimiento entre economías emergentes y avanzadas aumentará, siendo que se espera que las economías avanzadas crezcan 2,3% en 2018 y 2,0% en 2019.

Tanto en las economías avanzadas como en los mercados emergentes, quedará limitada la aceleración del crecimiento por los mayores costos de la deuda y por las condiciones de crédito más restringidas. En esta actualización, las proyecciones de crecimiento en 2018 se han reducido para Argentina (ahora en 1,5%), Turquía (2,5%), Canadá (2,0%) e India (7,3%), mientras que Moody's aumentó la proyección para Sudáfrica (1,6%) y Australia (2,9%).

"El apalancamiento acumulado en los balances generales corporativos es de particular preocupación para Estados Unidos y algunos países de mercados emergentes. El alto apalancamiento del sector corporativo también exacerba el impacto de los choques macroeconómicos y financieros en la economía real", señala Elena Duggar, una Associate Managing Director de Moody's.

La perspectiva para la política monetaria global se mantiene extensamente sin cambio, al estar la Reserva Federal de Estados Unidos en un camino predecible de contracción gradual de su política monetaria. Se espera que tres aumentos adicionales a la tasa de fondos federales de Estados Unidos este año se vean seguidos por tres aumentos más en 2019. El Banco Central Europeo suspenderá la compra de activos adicionales para el cierre del año y comenzará a aumentar la tasa de interés de las líneas de depósitos en la primera mitad de 2019. El Banco de Japón mantendrá su actual política monetaria por los próximos dos años.

"El aumento de las tasas de interés y la depreciación de monedas refuerza la opinión de Moody's de que los bancos centrales de países de mercados emergentes no serán capaces de mantener sus políticas monetarias por mucho más tiempo", indicó Bokil.