​Masisa incrementa utilidades del primer trimestre por desempeño de la operción en Chile

|


MASISA

Durante el primer trimestre del año en curso, Masisa obtuvo una ganancia atribuible a los propietarios de la controladora que alcanzó los US$8,0 millones, lo que representa un aumento de US$6,3 millones comparado con el mismo período del 2017.


Este resultado se explica principalmente por el buen desempeño de la operación de Chile, por los ahorros en gastos financieros como consecuencia de la reducción de deuda realizada con los fondos provenientes del plan de desinversiones, ahorros en gastos operacionales comprometidos en el plan de redimensionamiento de la empresa y la implementación, a partir de enero de este año, de medidas para mitigar las distorsiones contables generadas hasta el año 2017 por la hiperinflación en Venezuela.


En tanto, los ingresos consolidados al 31 de marzo de 2018 alcanzaron US$140,3 millones, con un crecimiento de US$8,8 millones en las operaciones de Chile y México, lo que compensó las menores ventas registradas en Venezuela, explicadas por las medidas para mitigar las distorsiones contables antes mencionadas. Lo anterior, implicó una disminución de los ingresos consolidados recurrentes de US$14,4 millones respecto de las ventas comparables del mismo período del 2017, sin considerar el negocio de Brasil y el industrial de Argentina, operaciones que fueron vendidas durante dicho año.


El EBITDA recurrente de Chile y sus mercados fue de US$12,9 millones, lo que representa un aumento de 7,5% respecto del mismo período del año anterior. En términos consolidados, el EBITDA recurrente disminuyó en US$3,5 millones, sin considerar las operaciones vendidas, principalmente por el menor EBITDA de Venezuela, producto de las medidas antes mencionadas para mitigar las distorsiones de la hiperinflación.


“La mejor utilidad del primer trimestre y el crecimiento del EBITDA del negocio industrial de Chile, da indicios positivos de la senda tomada por Masisa de acelerar su estrategia comercial y maximizar su rentabilidad a través de sus fortalezas y ventajas competitivas”, señaló Roberto Salas, gerente general corporativo de Masisa.