App chilena es seleccionada entre 4.800 postulantes para participar en The Collective Global Accelerator en Londres

|


Lazarillo

Nuevamente Lazarillo es reconocido y premiado en el mundo. Esta vez, The Collective Global Accelerator, iniciativa de The Collective Foundation en Londres, seleccionó la startup chilena junto a 10 proyectos que postularon a nivel internacional.

La aplicación que guía a personas en situación de discapacidad visual mediante mensajes de audio y un sistema de ubicación a través del GPS, es apoyada por el Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI), de la Universidad de Chile. El director del proyecto, tendrá la oportunidad de participar del primer programa de aceleradores de convivencia del mundo, centrado en emprendedores sociales que aprovechan la tecnología para enfrentar los desafíos en las ciudades.

Lazarillo, junto a otras 10 propuestas internacionales, tendrá la oportunidad de compartir y generar vínculos en una instancia que tiene por objetivo crear espacios para vivir, trabajar y disfrutar. Oportunidad que, por su alto potencial, congregó a cerca de 4.800 postulaciones de distintos países.

Durante la última semana de mayo, René Espinoza, Director Ejecutivo de Lazarillo, representará a la startup en The Collective Global Accelerator en Londres, y durante 4 semanas, compartirá con otros innovadores sociales en un espacio de cohabitación donde participarán de sesiones de coaching y talleres grupales con el objetivo de potenciar la innovación y la vinculación con inversionistas y expertos del área.

En palabras de René Espinoza: “Participar con esta aceleradora es importante para nosotros ya que nos ayudará a escalar y a abrirnos al gran mercado británico, donde hay mayor regulación sobre la accesibilidad y donde una solución como Lazarillo tiene mucho mayor impacto en las empresas, ya que permite cumplir con normativas. Además significa un gran salto ya que nos ayudará a evaluar alternativas de inversion internacionales”

Esta aplicación, que busca mejorar la calidad de vida y autonomía de las personas con ceguera y baja visión, poniendo a su disposición herramientas para su integración y accesibilidad a la ciudad, es parte de las iniciativas apoyadas por el Instituto de Sistemas Complejos de la Ingeniería (ISCI), quienes promueven la generación ciudades inteligentes.