Reino Unido avanza en el uso de inteligencia artificial para diagnóstico temprano del cáncer

|


Theresa may

El uso de nuevas tecnologías basadas en inteligencia artificial para avanzar en el diagnóstico y abordaje de diferentes enfermedades es un reto común en todo el sector sanitario global. El último país en mostrar su interés en estos avances es Reino Unido. La primera ministra, Theresa May, acaba de anunciar un plan específico que busca avanzar en el diagnóstico temprano en cáncer a través de nuevas tecnologías basadas en inteligencia artificial, con el objetivo de reducir en aproximadamente 22.000 las muertes anuales por cáncer para 2033 y aumentar de media la esperanza de vida en cinco años para 2035.

El nuevo plan busca aunar al sector de la inteligencia artificial, el NHS y a otras organizaciones sanitarias para que utilicen datos que puedan transformar el diagnóstico de diferentes enfermedades. Gracias a esta iniciativa, el gobierno británico busca que, al menos, 50.000 personas pueden ser diagnosticadas en etapa temprana en cáncer de próstata, ovario, pulmón o digestivo.

Tal como lo apunta el periódico farmacéutico español, El Global, esto se hará mediante el uso de tecnologías emergentes para comparar la genética, los hábitos y los registros médicos existentes para detectar a las personas que puedan ser objetivo de esas patologías, instando a los médicos a remitirlos a un especialista oncólogo incluso antes de que aparezcan síntomas claros.

“El diagnóstico tardío de enfermedades que de otra manera serían tratables es una de las principales causas de muerte evitable en Reino Unido”, explicó May. Por ello, “el desarrollo de tecnologías inteligentes para analizar grandes cantidades de datos de forma rápida y con un mayor grado de precisión de la que es posible para los seres humanos abre un campo completamente nuevo de investigación médica y nos da una nueva arma en nuestro arsenal en la lucha contra el cáncer”, aseveró.

Alcanzar esta misión, apuntó, “no solo salvará miles de vidas, sino que promoverá una industria completamente nueva que aúne al sector de la inteligencia artificial con el del cuidado de la salud, creando puestos de trabajo altamente cualificados en todo el país”. Además, con la puesta en marcha de este plan, “se aprovechará el trabajo realizado por los centros de excelencia existentes en lugares como Edimburgo, Oxford y Leeds, y se impulsará la creación de otros nuevos”, confirmó.

El director ejecutivo de la organización Cancer Research aseguró, por su parte, que “la detección temprana y el diagnóstico podrían transformar de forma significativa los resultados en salud de los pacientes con cáncer, así como proporcionar ahorros para el sistema sanitario público”. En este sentido, explicó que “la misión del gobierno de revolucionar la asistencia sanitaria utilizando el poder de la inteligencia artificial es pionera”. Los avances en las tecnologías de detección dependen del uso inteligente de los datos y tienen el potencial de salvar cientos de miles de vidas cada año; por ello, expuso, “necesitamos asegurar que disponemos de la infraestructura adecuada, integrada en nuestro sistema de salud, para que esto sea posible”.

La patronal de la industria farmacéutica británica (Abpi) dio la bienvenida a este nuevo plan, que a su juicio no hace más que “cumplir con el compromiso adquirido por parte del ejecutivo de poner a Reino Unido a la vanguardia de la revolución de la inteligencia artificial e incluir el Big Data en su estrategia industrial”, tal y como aseguró la organización a través de un comunicado.

En este sentido, el director ejecutivo de la patronal, Mike Thompson, aseguró que el discurso de la primera ministra “envía un mensaje importante sobre la necesidad de mejorar los resultados en oncología con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes ”. Reino Unido, apuntaron, “está a la zaga del resto de Europa en lo que respecta a las tasas de supervivencia a cinco años para muchos cánceres comunes”. Por ello, aplauden esta iniciativa, aunque recuerdan la importancia de que se acompañe de políticas que faciliten el acceso a innovaciones en este campo.