​Condiciones de la industria naviera afectan resultados de CSAV en el primer trimestre del año

|


CSAV1 WEB


La Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) cerró el primer trimestre de 2018 con una pérdida de US$ 21 millones, levemente inferior a la cifra negativa por US$ 22,1 millones registrada a marzo de 2017. El resultado se explica principalmente por el segmento portacontenedores: Hapag-Lloyd, naviera alemana de la cual CSAV es el principal accionista, terminó los primeros tres meses del año con un resultado operacional antes de intereses e impuestos (EBIT) de US$ 66 millones (comparado con los US$ 8 millones de igual periodo de 2017) y una ganancia antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) de US$ 270 millones, lo que representa una mejora en comparación con igual periodo del año anterior (US$ 144 millones).

Hasta el momento, Hapag-Lloyd ha sido una de las navieras con mejor desempeño de la industria, registrando un resultado operacional positivo. Sin embargo, cerró el primer trimestre del año con una pérdida neta de US$42 millones producto del costo financiero de la deuda, lo que explica la pérdida por participación en resultados que registró CSAV. Adicional a lo anterior, el resultado del segmento se explica por un cargo por impuestos diferidos de US$9 millones, asociado principalmente a la apreciación del euro durante los primeros tres meses de este año.


CSAV FICHA

El gerente general de CSAV, Oscar Hasbún, destacó el buen desempeño comparativo de HapagLloyd en el primer trimestre del año frente a sus principales competidores. Explicó que las condiciones de mercado durante el trimestre fueron desafiantes –negativa evolución de las tarifas en el trimestre, fortaleza del euro, altos costos del petróleo, entre otros–, lo que afectó fuertemente los resultados de la industria, acorde a la información ya publicada por otras navieras.

Agregó que “si bien el orderbook se ha mantenido en niveles históricamente bajos, existe una gran concentración de entrega de naves para el primer semestre del año, que ha puesto presión sobre las tarifas. Por otra parte, se está viendo un crecimiento sólido de la demanda para este año, aun con las amenazas de potenciales conflictos comerciales. En este escenario, el buen desempeño comparativo de Hapag-Lloyd es una clara muestra de su alta capacidad competitiva frente a los desafíos que enfrenta la industria”.

En ese sentido, destacó que la fusión de Hapag-Lloyd y United Arab Shipping Company (UASC) le ha permitido a la empresa fortalecer aún más esta posición y consolidarse como una de las navieras portacontenedores líderes del mercado.

Respecto de los negocios retenidos, la compañía informó que en el primer trimestre del año registró una utilidad de US$ 1,2 millones, lo que significa una mejora de US$ 0,4 millones en comparación con el mismo período de 2017. Éste representa el octavo trimestre consecutivo de ganancias para las operaciones directas de la empresa, lo que se explica principalmente por las mejoras que ha logrado en la estructura de costos del negocio de transporte de vehículos y por el sostenido crecimiento en volúmenes de este segmento.