Moody's: Perspectiva para la industria del petróleo y gas en A. Latina es estable con avance en utilidades

|


Brasil Petru00f3leo

La perspectiva para la industria del petróleo y gas en América Latina es estable, señala Moody's Investors Service en un nuevo reporte. En los próximos 12 a 18 meses, los distintos entornos económicos y regulatorios, que en general son favorables, darán soporte para la generación de sólidos resultados operativos para las principales compañías de la región, a pesar de las diferencias entre ellas y los países en los que operan.

"La perspectiva estable para la industria latinoamericana del petróleo y gas refleja el sólido crecimiento de utilidades esperado para el próximo año o un poco más", señala Nymia Almeida, senior vice president de Moody's. "El EBITDA deberá crecer alrededor de 3,0% hasta finales de 2019, principalmente debido a los mayores precios del petróleo y el gas, la estable producción y utilización de capacidad, y las constantes mejoras de eficiencia operativa."

Sin embargo, las inversiones de capital se mantendrán bajas a lo largo del horizonte de la perspectiva de Moody's debido a las fuertes cargas de deuda de las compañías. La inversión, principalmente en ciertos proyectos de alto margen, soportará resultados operacionales relativamente sólidos y producción estable mientras las compañías buscarán recortar los costos de producción y de exploración y desarrollo. El total combinado de inversiones de capital podría incrementar nuevamente más adelante en el año, cuando la brasileña Petrobras alcance su objetivo de financiamiento, mientras que el mayor gasto de exploración y producción en México estará impulsado mayoritariamente por compañías privadas y extranjeras.

La opinión de Moody's sobre el sector petrolero de Brasil continúa siendo positiva. Los mayores precios del crudo y la mayor productividad en áreas pre-salinas dan soporte para realizar inversiones de capital en la paraestatal Petrobras, la cual puede continuar reorganizando sus activos de exploración y producción para aumentar su producción, eficiencia operativa y retorno de capital. Las inversiones de capital se mantendrán estables en alrededor de US$15.000 millones este año y el que sigue, mientras que la compañía mantiene su enfoque en la reducción de deuda.

Mientras tanto, el entorno operativo en México se mantendrá estable para la mayoría de las compañías en los próximos 12 a 18 meses, aunque el futuro de la paraestatal PEMEX es incierto dado el cambio de administración federal a finales de 2018. Moody's también considera que los sectores petroleros de Argentina y Colombia están estables, con los costos energéticos y laborales restringiendo las inversiones de capital en la paraestatal YPF en Argentina, y con la efervescencia de grupos guerrilleros que amenazan con impedir la inversión extranjera en Colombia al tiempo que declina la sustitución de reservas.

Moody's tiene una opinión negativa del sector petrolero en Venezuela. La producción continuará bajando en la estatal PDVSA, que tiene tan solo una capacidad limitada de generar flujo de efectivo o atraer financiamiento externo, aun para el desarrollo de campos petroleros.