​Estos son los 6 errores más típicos de los chilenos al redactar un CV en inglés

|


CV en ingles


Según los últimos resultados del Índice de Dominio Inglés EF (English Proficiency Index, EF EPI 2017), Chile se encuentra en el lugar (45) de un ranking que considera a 80 países; y se posiciona en el séptimo lugar, muy por debajo de Argentina (25 en el ranking), República Dominicana (26), Costa Rica (35) y Brasil (41), lo que se traduce en que hombres y mujeres sólo pueden mantener una pequeña conversación básica, redactar un email y recorrer como turista una ciudad de habla inglesa.

Cuando los trabajos de todo rubro son cada vez más colaborativos, internacionales y multiculturales, el dominio de un segundo idioma se hace muy relevante al postular a un cargo. Y con él, la redacción de un buen currículo.


“No sirve de nada apuntar en nuestra hoja de vida profesional que tenemos un nivel de inglés avanzado, si nos equivocamos en detalles menores dentro de la elaboración del mismo CV. Por eso, hay que darle la importancia que merece”, explica Roberto Guerra, Marketing Manager de EF Education First.



A continuación, los errores más comunes al armar un CV en el idioma de Shakespeare:


FAIL N°1: El conocido “nivel de usuario”. Casi todo currículo posee un ítem en donde se explica el conocimiento en herramientas informáticas como Office o Photoshop. Sin embargo, no es recomendable decir en inglés que nuestro nivel es “user level”. Es mejor emplear expresiones como: “good knowledge” o “working knowledge”. Asimismo, es recomendable incluir el nivel y ojalá algún documento que certifique el grado de entendimiento en otros idiomas.


FAIL N°2: ¡Ojo Ingenieros Comerciales! Una de las equivocaciones más comunes es la traducción de una profesión y, por tanto, de una carrera en particular: Ingeniería Comercial. Muchos traducen este título de forma literal, como “Commercial Engineer”, cuando en verdad esa carrera no existe en ningún país de habla anglosajona. El término más adecuado en el inglés es “Bachelor of Business” o “Business Administrator”.



FAIL N°3: Mentir acerca del nivel de inglés. Lo que más se da en términos laborales es que los postulantes le sumen a sus currículos habilidades que en realidad no poseen. Uno de los casos más recurrentes es el nivel de inglés. Mentir al respecto puede resultar peligroso ya que por lo general las empresas descartan primero a un mentiroso que a alguien que no posee las habilidades de idiomas.


FAIL N°4: No cambiar el formato de tu CV. Cuando se arma un currículo en inglés se suele priorizar la experiencia por sobre la titulación (a diferencia de lo que pasa en la cultura en español). Por esta razón, lo recomendado es hacer un CV cronológicamente inverso. Es decir, narra partiendo por tu última experiencia laboral hasta tus estudios. Si no se tiene mucha experiencia, es mejor empezar con los conocimientos, para darles más importancia.

FAIL N°5: No poner atención a la normativa de otro país. Hay países como Estados Unidos, que por normativas antidiscriminación, poseen reglas claras al hacer un CV. Por ejemplo, es parte de la regla no escribir la edad, ni la fecha de nacimiento. Otros datos que tampoco se deben incluir son la nacionalidad, fotografía y estado civil. Aun así, países como Inglaterra son menos estrictos y permiten incluir hasta el estado civil. Por tanto, hay que estar informado sobre las normas de cada país.

FAIL N°6: Poner mal los títulos. Cómo lo vimos en el error número uno, es común caerse en no buscar una equivalencia adecuada en la traducción al inglés del título o estudios citados de nuestro CV. Los títulos en EE.UU. no se suelen llamar igual que en otros países de habla inglesa, como Australia o Inglaterra, por ejemplo.