​Distensión en Conflicto Comercial EEUU-China deja a Wall Street en terreno positivo

|


WALL30

Wall Street cerró este lunes con ganancias, aliviada por los contactos que el presidente Donald Trump confirmó que mantiene con su homólogo chino Xi Jinping y que el mercado ha interpretado como un indicio de que empieza a amainar la tensión comercial entre ambas potencias.


La bolsa neoyorquina arrancó en verde la semana después de que Trump anunciara en la víspera que trabaja con Xi para que la empresa telecomunicaciones ZTE "vuelva a hacer negocios, rápido" en EE.UU. tras la prohibición impuesta en abril a la venta de sus componentes.


Finalizadas las operaciones, el Dow Jones de Industriales sumó un 0,27 %, a la vez que el selectivo S&P 500 creció un 0,09 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq progresó un 0,11 %, después de mantenerse en terreno positivo la mayor parte de la jornada.

Dow Jones 14 5


El Departamento de Comercio prohibió en abril pasado a todas las compañías estadounidenses venderle componentes a ZTE, alegando que no había cumplido el acuerdo que habían alcanzado el año pasado, cuando se descubrió que había exportado a Irán y a Corea del Norte pese al embargo. La medida estaría vigente hasta 2025.


Pero el trino del gobernante no sólo se interpretó como una señal de distensión entre Washington y Pekín, sino que ayudó a reducir el temor a una guerra comercial que ronda desde hace varias semanas el mercado a raíz de los anuncios de EE.UU. de imponer aranceles a productos chinos, que ese país ha respondido con amenazas similares que aplicaría de entrar en vigor esas medidas.


Los analistas prevén que en el trasfondo puede estar el interés de Trump de "suavizar" su relación con Pekín mediante una concesión en materia comercial para obtener la ayuda del gigante asiático de cara al encuentro que sostendrán el próximo 12 de junio en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong-un.


El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, aseguró este lunes por su parte durante un encuentro en el Club Nacional de Prensa en Washington que no le sorprendería que el tema de ZTE saliera en las conversaciones comerciales que esta semana hay programadas entre Pekín y Washington, pero separó ambos temas.