​Trump aboga por un «acuerdo de paz» durante la inauguración de la embajada de EE.UU. en Jerusalén

|


Netanyahu embajada eeuu jerusalen ktLG  1240x698@abc


El traslado de la embajada de los Estados Unidos en Jerusalén, traslado que el presidente Donald Trump anunció en diciembre, ha sido oficialmente realizado este lunes tras una ceremonia celebrada en la ciudad. La primera comparecencia del acto ha corrido a cargo del embajador estadounidense, David Friedman, que ha recordado: «En este día, hace 70 años, Ben Gourión declaró la independencia de Israel». También ha señalado que Estados Unidos fue el primer país en reconocer Israel, y que es, de nuevo, el primero en abrir el camino. En el público, la hija del mandatario, Ivanka Trump, y su esposo y consejero presidencial, Jared Kushner, respondían con aplausos a las palabras de Friedman.



Durante el acto de inauguración, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se ha mostrado «profundamente agradecido» por la apertura de la embajada de EE.UU. en Jerusalén y ha calificado al país norteamericano como su «mayor aliado». «Gracias, presidente Trump, por tener la valentía de mantener sus promesas», ha señalado.



A través de videoconferencia, el presidente Trump ha participado en el acto: «Hace 70, Estados Unidos, con Truman, fue la primera nación que reconoció a Israel. Hoy abrimos la embajada. ¡Felicidades! Jerusalén es la ciudad que los judíos establecieron como su capital en los tiempos antiguos. Israel es una nación soberana con derecho de establecer su capital. La capital de Israel es Jerusalén. Estados Unidos lo reconoce final y oficialmente», han sido algunas de las frases del mandatario durante su intervención, en la que también ha expresado su deseo de obtener un acuerdo de paz.




Su yerno y consejero Jared Kushner, presente en la inauguración, ha señalado que Estados Unidos han mostrado al mundo que es fiable. «Cuando el presidente Trump hace una promesa, la cumple», ha señalado.



La inauguración confirma una de las promesas en política exterior más controvertidas de Trump, una decisión que causó indignación a nivel internacional y el rechazo de los palestinos. Coincide con la jornada más mortífera del conflicto entre israelíes y palestinos desde la guerra de 2015. Este lunes, al menos 41 manifestantes han muerto y casi 2.000 han resultado heridos en Gaza. Por otro lado, y como informa el diario «Haaretz», israelíes y palestinos están protestando frente a la embajada.



Reacciones internacionales



La comunidad internacional no ha tardado en condenar la apertura de la embajada de los Estados Unidos en Jerusalén. Gran Bretaña, principal aliado de EE.UU., fue el primer país en pronunciarse ante la medida: «No estamos de acuerdo con la decisión de Estados Unidos de trasladar su embajada a Jerusalén y reconocerla como la capital de Israel antes de un acuerdo sobre su estatus», ha señalado la portavoz del primer ministro Theresa May. «La embajada británica en Israel tiene su sede en Tel Aviv y no tenemos planes de moverla», ha asegurado.



Rusia también ha manifestado su rechazo ante la arbitrariedad del Donald Trump y ha expresado su miedo a que la situación empeore en la región. «Rusia ha expresado su temor ante la escalada del conflicto en la región» ha dicho el portavoz del presidente ruso, Vladimir Putin, Dmitry Peskov.



«Rechazamos esta decisión, que viola el derecho internacional y las resoluciones de la ONU», dijo el presidente Recep Tayyip Erdogan. «Con esta decisión, Estados Unidos eligió ser parte del problema y perder su papel como mediador en el proceso de paz» en Medio Oriente.



El portavoz del gobierno turco, Bekir Bozdag, también ha denunciado en Twitter una «masacre» en la frontera con la Franja de Gaza, que «la administración de los Estados Unidos es tan responsable como Israel». «Al transferir su embajada a Jerusalén, la administración de los EE.UU. ha socavado las posibilidades de un arreglo pacífico y ha provocado un incendio que causará más víctimas humanas, destrucción y desastres en la región».(www.abc.es)