​Bolsas Plásticas: Un Problema de Siglos

|


Antonio Horvath

La bolsa de plástico es un objeto cotidiano utilizado para transportar pequeñas cantidades de mercancía. Introducidas en los años setenta, rápidamente se hicieron muy populares, especialmente a través de su distribución gratuita en supermercados y tiendas. También son una de las formas más comunes de acondicionamiento de la basura doméstica, constituyéndose también como una forma barata de publicidad para las tiendas que las distribuyen.

Según estimaciones de la Asociación de Industrias del Plástico en Chile se utilizan alrededor de 3.400 millones de bolsas plásticas al año, las cuales tienen una vida útil de 15 a 30 minutos y demoran alrededor de 400 años en degradarse. Cada año, 8.000 millones de bolsas de plástico acaban en la basura, incluidas también en el mar. La tasa actual de reciclaje de las bolsas de plástico es del 6,6%. Aunque el 39% de ellas se incineran, una de cada dos bolsas se envía a los vertederos.

Las bolsas de plástico que son botadas crean un peligro para la vida animal y vegetal. Se están realizando esfuerzos para controlar el exceso de consumo, reducir la basura y para aumentar la reutilización y el reciclaje. Tirar basura es a menudo un problema mayor en los países en desarrollo, donde la infraestructura de recolección de basura es menos desarrollada que en los países desarrollados.

A partir de las últimas décadas del Siglo XX, nuestro país adoptó como una política de Estado el denominado desarrollo sustentable, entendido esto como el establecimiento de un modelo de desarrollo económico que toma en cuenta el respeto a nuestro medio ambiente.

El cuidado del medio ambiente y una responsable gestión de residuos representa una creciente preocupación a nivel ciudadano y municipal tendiente a gestionar de una forma más “limpia” los recursos, a objeto de satisfacer nuestras necesidades básicas y cotidianas.

Desde hace años se discute en el parlamento diversos proyectos de ley que se refieren específicamente a la materia señalada, destacando entre otros el que prohíbe el uso de las bolsas plásticas en los establecimientos del comercio, el que establece la prohibición y sustitución progresiva de las bolsas de polietileno, polipropileno y otros polímeros artificiales no biodegradables en la Patagonia Chilena y el que prohíbe el uso de las bolsas plásticas, entre otras iniciativas legales.

Valoramos profundamente que en el Congreso se sigan tramitando tan importantes proyectos que en definitiva irán en beneficio de toda la humanidad y que la ley apunta en la dirección correcta mediante el mecanismo de la educación y de la prohibición.

Antonio Horvath Kiss