​Moody's: La nueva ley financiamiento productivo impulsará el crecimiento económico en Argentina

|


Bolsa de Buenos Aires Merval

La ley de financiamiento productivo recientemente aprobada en el país transandino impulsará el crecimiento económico en Argentina mediante nuevas inversiones y mayores créditos bancarios, dice Moody's Investors Service en un nuevo informe.


Moody’s señala que estas reformas no tendrán cambios inmediatos en la economía, pero el incremento de las inversiones ayudará a impulsar el crecimiento a largo plazo.


La ley hace que el ente regulador de valores de Argentina se asemeje más a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos y deja sin efecto su poder para intervenir empresas que cotizan en Bolsa. Estas y otras reformas, incluidas nuevas exenciones tributarias, fomentarán las inversiones y crearán una cartera de valores más grande y diversificada que las empresas podrán utilizar para optimizar sus estructuras de capitales.


La ley mejora el marco regulatorio para la securitización de carteras de créditos hipotecarios, permitiendo a los bancos incrementar los créditos hipotecarios más rápidamente este año. Esto ayudará a que los bancos puedan securitizar sus carteras de créditos hipotecarios, en su mayoría ajustados por inflación, y abordar límites de financiamiento que restringen los créditos.


Las reformas aumentarán las inversiones en fondos comunes de inversión y permitirán la creación de fondos de inversión cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) y fondos indexados, lo cual impulsará la industria de activos administrados. Los administradores de activos tendrán mayor flexibilidad para crear y supervisar nuevos fondos, mientras que los inversores ya no tendrán doble imposición sobre la renta de los fondos. Con el tiempo, esto fortalecerá una industria que representan solo el 4,6% del PBI en comparación con el 21% en Chile y el 53% en Brasil.


Las nuevas normas colaboran con el financiamiento de pequeñas empresas, lo cual respalda el crecimiento económico. La ley exige a las pequeñas empresas la emisión de facturas digitales similares al papel comercial que puedan ser intercambiadas en los mercados de capitales. Las empresas que no calificarían de otro modo para recibir créditos bancarios podrán cambiar facturas por dinero en efectivo para pagar cuentas, contratar empleados e invertir.


Los mercados de capitales más grandes son positivos para el gobierno de Argentina y las provincias. El apoyo a los mercados de capitales les dará al gobierno federal y a las provincias más opciones de financiamiento, y les permitirá obtener fondos de inversores locales. Esto finalmente reducirá la necesidad de emitir deuda extranjera.