​Entre 3 y 4 veces aumentarán los dispositivos conectados por persona debido al IoT, lo que genera oportunidades para los operadores

|


Josu00e9 Otero 5G Americas 1

Una detallada actualización de la situación de las redes inalámbricas en América Latina y el Caribe, con las últimas estadísticas disponibles a nivel regional, entregó José Otero, Director de 5G Americas para América Latina y el Caribe, quien se reunió con la prensa nacional especializada en una visita que incluyó reuniones con analistas y con los principales ejecutivos de los operadores nacionales y de la Subsecretaría de Telecomunicaciones.


José Otero planteó que la evolución hacia 5G traerá asociados diversos servicios basados en la Internet de las Cosas (IoT): las ciudades inteligentes (Smart Cities), los wearables, los servicios de transporte inteligente, los autos conectados, servicios de seguridad… Por esto, es necesario que se entregue el espectro radioeléctrico adecuado para el desarrollo de esta tecnología. Según la consultora Frost & Sullivan (una de las varias que mencionó Otero), por cada línea de un ser humano, tendremos entre tres y cuatro líneas conectadas a Internet de las Cosas. “En un mercado de 40 millones de personas, esto representa 160 millones de conexiones.” Esto representa una oportunidad de crecimiento para los operadores en un mercado saturado como el actual.

5g 555x416


Otero se refirió al sorprendente crecimiento del tráfico de datos en las redes móviles. La cifra pasó de 7 exabytes mensuales en 2016 a 17 exabytes calculados para este año. Se espera que para 2021 se llegue a los 48 exabytes. (Un exabyte equivale a 1 millón de terabytes. Según Wikipedia, el tráfico anual de Internet en 2007 se estimaba entre 5 y 9 exabytes.)


“Es importante también que existan incentivos para el desarrollo de redes de fibra óptica que permitan la conectividad de servicios fijos. El despliegue de ambas tecnologías debe ir en conjunto para así potenciar la conectividad del país”, señaló Otero. “La expansión de 5G dependerá de la capilaridad existente de fibra óptica en cada uno de los países; la nueva tecnología tendrá una mejor posibilidad de un lanzamiento temprano en aquellos mercados donde el despliegue de fibra a la torre no sea oneroso. El backhaul (la red de retorno) es clave en todo despliegue de tecnología inalámbrica.”

En cuanto a los despliegues actuales de LTE y de LTE-Advanced, en Sudamérica ya cuentan con LTE-Advanced Chile, Perú, Argentina, Brasil, Ecuador y Uruguay.


Respecto a nuestro país, Otero señaló que, para abril de 2018, las autoridades habían entregado diferentes porciones de espectro de las bandas de 700 MHz, 800 MHz, 850 MHz, 900 MHz, 1900 MHz, AWS y 2,5 GHz. Al momento, no han realizado anuncios sobre nuevas bandas de espectro.

Por último, en lo relativo al espectro radioeléctrico asignado en los países latinoamericanos, Chile aparece en el segundo lugar de la lista, detrás de Brasil.