​Cochilco proyecta que en 2019 se completarían tres años de déficit de cobre

|


COBRE3 WEB

El primer trimestre del presente año estuvo caracterizado por un entorno macroeconómico y geopolítico internacional desfavorable para el cobre. El aumento del riesgo en los mercados financieros condujo a los inversores a reducir sostenidamente la exposición al metal en sus carteras de inversión y consecuentemente, el precio presentó una marcada tendencia a la baja, desde US$3,26 el 2 de enero hasta un mínimo anual de US$ 2,95 la libra el 26 de marzo. Por otra parte, durante el trimestre los inventarios de refinado en las bolsas de metales aumentaron 66% lo que fue generando la percepción de sobre-oferta del metal. La baja del precio del cobre persistió no obstante la continua depreciación del dólar y expectativas de restricción de oferta debido a procesos de negociaciones laborales en los principalmente países productores. Por otra parte, China mantuvo el ritmo de crecimiento económico en 6,8% durante el trimestre, sosteniendo la demanda del metal. En este escenario los inversores en futuros de cobre ignoraron los fundamentos que anticipan un déficit de metal para el presente año y por el contrario, el mercado del metal fue dominado por acontecimientos de plazo inmediato.


Al inicio del segundo trimestre los riesgos para el cobre no se han atenuado, particularmente los asociados a las repercusiones derivadas de restricciones al comercio internacional entre Estados Unidos y China, y también al ritmo de alzas en la tasa de interés que impondría la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) en el periodo 2018-2019 considerando que la inflación anualizada se ubica sobre la meta de 2%, lo que sugiere que la entidad podría aumentar el ritmo de alzas en la tasa de interés. No obstante este contexto, Cochilco mantiene perspectivas positivas sobre la evolución del precio del cobre en el horizonte de proyección que cubre el presente informe (2018-2019), esto debido a que los volúmenes de oferta provenientes de la operación de nuevos proyectos son poco relevantes y en las operaciones existentes la producción tiende a bajar, y por otra parte, la demanda global de cobre se expandiría en ambos años a un ritmo superior al registrado en 2017 lo que llevaría a que en 2019 se completarían tres periodos de déficits de metal.


Para el periodo 2018-2019 Cochilco proyecta déficits de cobre refinado de 169 mil y 87 mil TM, respectivamente (Ver tabla adjunta). Estos volúmenes de déficit representan entre 1,4 y 2,7 días de consumo global, es decir, mercados técnicamente en equilibrio lo que implica que cambios adversos en las condiciones financieras internacionales o variaciones acotadas en la oferta o demanda del metal inducirían movimientos significativos en el precio. Si bien los inventarios de cobre en bolsa de metales aumentaron en los primeros meses del presente año, debieran tender a baja en los próximos trimestres, situación congruente con las condiciones de déficits en el mercado de refinado anticipadas para el presente año.


En este escenario se proyecta que la demanda de cobre de China crecería a razón de 2% anual durante 2018 y 2019, y en el resto del mundo lo haría a una tasa de 1,3% y 1,8% en cada uno de los años. Esta proyección considera para el caso de China la desaceleración del PIB, que pasaría de una expansión de 6,9% en 2017 hasta 6,4% el 2019, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).


En 2018 la oferta de cobre mina crecería 4% situándose en 20,96 millones de TM, implicando un aumento de 806 mil TM respecto del año precedente. Los principales aumentos provendrían de Chile (260 mil TM), R.D. del Congo (109 mil TM), Perú (86 mil TM), Australia (80 mil TM) y China (71 mil TM). Por su parte, en 2019 la oferta mundial de cobre mina se expandirá 2,6%, equivalente a 551 mil TM, más de la mitad de dicho aumento provendría conjuntamente de Chile (181 mil TM), R.D. del Congo (84 mil TM), China (66 mil TM), Indonesia (63 mil TM) y Australia (39 mil TM).


En el ámbito nacional, la producción chilena acumulada a febrero de 2018 alcanzó las 919 mil TM, lo que representó un aumento de 13,5% respecto de la producción registrada a igual mes de 2017. En el periodo señalado destaca el crecimiento de la producción de Escondida, que registró 210 mil TM acumuladas a febrero de este año, lo que implicó un crecimiento de 116,3%. En 2018 la producción chilena de cobre mina se expandiría 4,3%, situándose en 5.763 mil TM, en tanto la proyección para 2019 anticipa una producción de 5.944 mil TM.


Sobre la base del contexto señalado anteriormente, Cochilco mantiene la proyección de precio del cobre para 2018 y 2019 en US$ 3,06 la libra y US$ 3,11 la libra, respectivamente, con perspectivas positivas en la medida que las variables fundamentales que definen el mercado del cobre comiencen a dominar la trayectoria del precio.


Cochilco parametros