​Maduro interviene principal banco privado en Venezuela y detiene a 11 de sus ejecutivos

|


Banesco

La Fiscalía anunció que autoridades venezolanas detuvieron al presidente y otros diez directivos de Banesco por supuesta complicidad en operaciones especulativas contra la moneda local.


Óscar Doval, presidente ejecutivo, fue arrestado tras declarar el miércoles ante la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim), que lo había citado junto con otros funcionarios de la entidad financiera, con presencia en Estados Unidos, Panamá, República Dominicana y España.


Además de Doval fueron arrestados un consultor jurídico, cuatro vicepresidentes, un director, dos gerentes y dos oficiales de servicio, precisó ante la prensa el fiscal general, Tarek William Saab.


Saab aseguró que son sospechosos de facilitar o encubrir “ataques” contra el bolívar mediante la salida de papel moneda hacia otros países y la especulación con el precio del dólar en el mercado negro.


“El objetivo final (de esas acciones) ha sido destruir la moneda”, aseguró el fiscal, indicando que una inspección en el terreno determinó múltiples “omisiones en la prevención y monitoreo contra la legitimación de capitales“.


Las detenciones forman parte de la operación “Manos de papel”, desplegada a mediados de abril contra presuntas mafias cambiarias y que deja como resultado 134 arrestos y 1.380 cuentas congeladas, 1.000 de ellas de Banesco. También fueron bloqueadas tres casas de cambio virtuales.


El gobierno del presidente Nicolás Maduro sostiene que esas redes son culpables del hundimiento del bolívar, mediante la fijación de tasas del “dólar negro” que multiplican hasta por 12 la cotización oficial.


El mercado paralelo ha florecido a la par del estricto control de cambios vigente, a través del cual el Ejecutivo monopoliza las divisas desde 2003.


Ante la caída de la renta petrolera, el gobierno prácticamente congeló la entrega de dólares al sector privado, que debe recurrir al mercado negro para importar productos y materias primas, lo cual dispara el costo de vida.


Según el FMI, la hiperinflación trepará este año por encima de 13.800%.