​CCS: Comercio minorista se encamina a crecimiento sobre 4% en primer semestre

|


Comercio WEB

Los indicadores de actividad del comercio publicados por el INE para el mes de marzo de 2018 superaron marginalmente las expectativas preliminares, al anotar un alza de 4,1% en 12 meses en las ventas minoristas, pese a la elevadísima base de comparación interanual reportada en marzo de 2017 (7%). Las expectativas apuntaban a un alza de las ventas minoristas entre 4,0% y 4,5% para el primer semestre y una cifra algo más débil para marzo, considerando el elevado resultado de igual período del año anterior. El crecimiento de las ventas en febrero fue de 3,5% y en enero, de 3,9%. Nuestra previsión de crecimiento de 4,1% para el Imacec de Marzo (4% en febrero) es consistente con este favorable resultado para el comercio minorista.

Este saludable registro para el tercer mes del año permite cerrar el primer trimestre con una expansión promedio de 3,8%, que si bien resulta inferior al 4,4% anotado en el tercer y cuarto trimestre de 2017, considera el efecto de la menor llegada de visitantes extranjeros al país y la menor estancia promedio de ellos, afectando particularmente el mercado de bienes durables. Los antecedentes entregados esta semana reportaron una nueva caída de dos dígitos; de -12,7% en 12 meses en las pernoctaciones de extranjeros durante el mes de febrero.


La mejoría en el resultado del mes estuvo radicada tanto en los bienes durables como en los no durables. Los primeros elevaron su crecimiento interanual a 9,9% en marzo, desde un 8,3% en febrero, y los segundos, a 2,8% desde un 2,5% en febrero. En la categoría de durables, se produjo una recuperación en el alicaído crecimiento de los productos electrónicos y tecnológicos, a 5%, desde un 2% en febrero. Las ventas de automóviles se debilitaron marginalmente a 19%, desde un 21% en febrero.


La mejoría en las ventas de bienes no durables es consistente con la recuperación del crecimiento económico, del empleo y la masa salarial real que incide en el consumo de los hogares. Significa una importante aceleración, ya que su base de comparación interanual es la más elevada de todo el año 2017. En efecto, el crecimiento de los bienes no durables había alcanzado un elevado crecimiento de 4,2% en marzo de 2017.

El análisis por línea de productos muestra un importante repunte en las ventas de alimentos, las que se expandieron en 6,4% en 12 meses (2,8% en febrero), las de bebidas y tabaco subieron un 9,5% (1,9% en febrero) y las de vestuario y calzado un 10,8% (8% en febrero). Además, los productos electrónicos alcanzaron 5% (2% en febrero). Sólo presentaron un menor resultado materiales de construcción (1,1% vs 5% en febrero) y farmacia y cosméticos (-2,5% vs -0,8% en febrero).


Tal como hemos indicado en informes previos, prevemos que durante el resto del semestre la actividad del comercio minorista debiera mantener un crecimiento promedio en torno a 4%-4,5% y del orden de 4,2% para 2018. Todo esto en un contexto de aceleración del PIB, mayor crecimiento del empleo asalariado y de la masa salarial y también recuperación de las ventas de viviendas.