​Se confirma que las reservas de litio de Portugal son incluso mayores que las estimadas

|


Mina Do Barroso


Desde el año pasado la empresa minera australiana Savannah Resources estudia la Mina Do Barroso, al norte de Portugal. Apenas a 20 kilómetros con la frontera de Galicia. Unas exploraciones que buscaban estimar las reservas de litio que contenían en su interior. Ahora los resultado de estas investigaciones han arrojado resultados incluso mejores de los estimados en un primer momento.


Según los estudios, este yacimiento contendría un estimado de 149.300 toneladas de óxido de litio (Li2O). Algo que supondría un incremento del 52% respecto a los informes del pasado año. Según la empresa, el litio se encuentra en tres depósitos y supone un aumento del 87% en la estimación total de los recursos minerales de Grandao, llegando a las 10,3 millones de toneladas al 1,1% de Li₂O, y que contiene 111.600 toneladas de Li₂O.


Para el director ejecutivo de la empresa minera Savannah Resources, David Archer, este es el mayor depósito de litio espodumeno existente en Europa occidental. “Mina Do Barroso se ha convertido en el mayor descubrimiento mineral de Europa. Con el fuerte crecimiento de la demanda de baterías para coches eléctricos y almacenamiento de la red eléctrica, es el momento clave de llevar Mina Do Barroso a una nueva escala de producción. Creemos que este emplazamiento tiene el potencial de convertirse en una pieza clave en el emergente desarrollo de la cadena de valor del coche eléctrico en Europa y puede servir de ayuda a las marcas locales a fabricar cada vez más coches impulsados por baterías.”


De esa forma Portugal podría convertirse en el primer suministrador europeo de este tipo de litio. Algo que supondrá un respaldo para un mercado que está creciendo de una forma más lenta que el motor del sector, China, pero que cuenta con el potencial tecnológico, económico y ahora también de recursos para conseguir reducir la brecha.


Un sector el del coche eléctrico que está en pleno crecimiento, y que en pocos años tendrá que afrontar una demanda que se multiplicará en cada ejercicio. Algo que incrementará la demanda de litio, posiblemente eleve su precio, y haga más rentable su explotación en regiones más cercanas. Una alternativa que además reduce el impacto ambiental de su transporte desde América o Asia.(https//:forococheselectricos.com)