​ICR Mantiene Clasificación de Solvencia de Empresas CMPC y Eleva su Tendencia a "Estable"

|


CMPC celulosa Interior

ICR Clasificadora de Riesgo modificó la tendencia asignada a la solvencia de Empresas CMPC desde “en observación” hasta “estable”, dado que los buenos niveles de precios de la celulosa han impactado positivamente el desempeño financiero de la filial Inversiones CMPC, permitiéndole alcanzar mejoras relevantes en sus indicadores financieros y contrarrestar el efecto de la menor producción de celulosa de fibra corta en Guaiba II y la multa en su filial peruana Protisa.

La clasificación asignada a la solvencia, en tanto, se ratifica en categoría AA y los títulos accionarios – nemotécnico CMPC – en Primera Clase Nivel 1.

La clasificación de solvencia se sustenta en el riesgo financiero/de liquidez del holding, la fortaleza financiera de su principal filial y en otros factores como la estrategia de negocios del grupo.


Riesgo financiero/liquidez del holding: En opinión de ICR, Empresas CMPC tiene un bajo nivel de riesgo debido a que actualmente la compañía no posee obligaciones financieras directas, sino que sólo opera como codeudor y/o aval de su principal filial, Inversiones CMPC (clasificada en categoría AA, por ICR).


•Fortaleza de sus principales filiales y otros factores: En primer lugar, se destaca la cantidad significativa de productos ofrecidos y de gran valor agregado de su principal subsidiaria, que cuenta con un amplio acceso a mercados de exportación, además de participar en sectores con exposición a mercados en crecimiento, lo que le permite percibir flujos estables y cuya situación financiera y modelo de negocios han impactado en una posición de liquidez favorable para hacer frente a sus obligaciones (durante los últimos cuatro años, la razón de liquidez de la compañía se mantuvo por sobre 2,0 veces). Adicionalmente, esta clasificadora destaca que la buena es-tructura de financiamiento (compuesta por un mix entre capital y deuda), le ha permitido, históricamente, mantener razonables niveles de deuda, aun en períodos intensivos en inversiones.


Cabe destacar, además, que incluso en períodos de declive en los precios de venta de la celulosa, CMPC ha sido capaz de mantener adecuados márgenes de EBITDA, gracias a la diversificación de sus líneas de negocios, siendo la celulosa tanto un producto como un insumo, razón por la cual, la baja en el precio de ésta favorece a los segmentos de tissue y papeles. Adicionalmente, según reportes de Hawking Wright, el cash cost es uno de los más bajos de la industria debido a ventajas competitivas derivadas del menor costo de transporte y el mayor ritmo de crecimiento de plantaciones forestales en Chile y Brasil.


Respecto a la estructura de endeudamiento del grupo, Inversiones CMPC es la sociedad que emite deuda en el mercado, mientras que Empresas CMPC se estructura como holding, concentrando el negocio forestal a través de Forestal Mininco y avalando a su filial, de ser necesario.


En opinión de ICR, el holding podría tener alto acceso a liquidez derivado de: (i) el flujo generado por su principal filial; (ii) aumentos de capital por parte de sus controladores y/o; (iii) acceso a financiamiento en el mercado (aun cuando es su filial quien se endeuda).


Para Empresas CMPC, Si bien existe una alta concentración de sus inversiones, derivada de la existencia de una única filial operativa principal, ésta posee: (i) alta participación de mercado; (ii) alta generación de flujo; (iii) alto acceso a obtención de flujo en el mercado, (iv) amplio acceso a mercados de exportación, (v) amplia oferta de productos en todos los segmentos y (vi) equilibrada exposición entre mercado local y economías externas.

En resumen, para CMPC tanto su riesgo financiero a nivel individual, como la fortaleza de sus filiales impactan en su clasificación de riesgo actual. Por una parte, el rating asignado por esta clasificadora a su filial Inversiones CMPC es categoría AA y, por otra parte – dado que no existe deuda individual en Empresas CMPC–, el rating asignado a la compañía iguala al de su filial.


Este rating podría variar al alza, conforme el holding genere una liquidez relevante respecto a la situación actual o bien si percibiera un flujo de dividendos importante desde otras de sus inversiones. En contraposición, el rating podría ajustarse a la baja conforme el holding modifique su esquema de financiamiento. Vale decir, la incorporación de deuda en la matriz, podría implicar una disminución en el rating. En línea con lo anterior, ajustes en el rating de la filial (al alza o a la baja) impactan directamente en la clasificación de riesgo asignada a la matriz.


La compañía mantiene en circulación acciones nemotécnico CMPC, los cuales mantienen una presencia bursátil de 100% promedio durante los últimos 12 meses y floating de 34%. La ratificación en Primera Clase Nivel 1 obedece a la presencia bursátil y floating ya mencionados, y a la clasificación de solvencia de la compañía (categoría AA).