INE: ​La tasa de desocupación del trimestre enero-marzo subió a 6,9% por aumento de la fuerza de trabajo

|


Desempleo

La tasa de desocupación del trimestre enero-marzo 2018 fue 6,9%, con crecimientos de 0,3 puntos porcentuales (pp.) en doce meses y 0,2 pp. trimestralmente.


La variación anual de la tasa de desocupación se debió al aumento de 2,6% de la Fuerza de Trabajo por sobre el alza de 2,2% de los Ocupados, originando una mayor presión en el mercado laboral, que se evidenció a partir del incremento de 7,1% de los Desocupados. Las tasas de participación y ocupación crecieron 0,4 pp. y 0,3 pp., situándose en 59,9% y 55,8%, respectivamente.


Por sector, la expansión anual de los Ocupados se produjo por Enseñanza (9,9%), Actividades Profesionales (17,3%) y Actividades de Salud (5,8%). En tanto, Comercio disminuyó 2,0%.


Según categoría ocupacional, el aumento de los Ocupados fue incidido, principalmente, por Asalariados (2,6%) y Trabajadores por Cuenta Propia (1,5%). Por su parte, Empleadores presentó el único descenso (-1,6%).


La población Fuera de la Fuerza de Trabajo o Inactiva creció 0,5% en doce meses, debido al alza de los Inactivos habituales (1,1%) y al incremento en los hombres (4,1%).


La tasa de desocupación de las mujeres alcanzó 7,9%, registrando un alza de 0,4 pp. en doce meses, mientras que la tasa de desocupación de los hombres fue 6,2%, expandiéndose 0,2 pp. anualmente.


Las tasas de desocupación con Iniciadores Disponibles y de presión laboral subieron 0,2 pp. y 0,4 pp. anualmente, situándose en 7,2% y 12,9%, en cada caso. Se destaca dentro de la tasa de presión laboral el aumento de los Ocupados que Buscan Empleo (4,1%), quienes llevan seis trimestres consecutivos creciendo.


La tasa de desocupación más alta, según tramo etario, se observó en el segmento de 15-24 años, donde alcanzó 16,3%, con un alza de 0,4 pp. en doce meses.


Trimestralmente, la Tasa de Ocupación Informal (TOI) se ubicó en 29,1%, registrando una disminución de 0,2 pp. En el mismo período, los Ocupados Informales descendieron 1,1%, como consecuencia del decrecimiento de 1,1% de los hombres y de las mujeres (-1,2%).


Según horas habitualmente trabajadas a la semana, el aumento de los Ocupados estuvo incidido, en gran medida, por aquellos que trabajaron 45 horas a la semana (4,4%). A su vez, los Ocupados en el tramo de 1-30 horas, o a tiempo parcial, crecieron 1,5%, influidos por quienes se desempeñaron de manera voluntaria (2,7%) e involuntaria (0,2%). Estos últimos representaron 9,1% del total de Ocupados.


Finalmente, la tasa combinada de desocupación y tiempo parcial involuntario se estimó en 15,7%, generando un alza de 0,1 pp. en doce meses


Región Metropolitana


La tasa de desocupación del trimestre enero–marzo 2018 se situó en 7,0%, presentando alzas de 0,1 pp. en doce meses y 0,2 pp. trimestralmente.


El aumento de la tasa fue influido por la expansión de 1,7% de la Fuerza de Trabajo, superior al alza de 1,5% de los Ocupados, lo que implicó una mayor presión en el mercado laboral, reflejada en la variación de 3,3% de los Desocupados. Por su parte, las tasas de participación y ocupación se situaron en 61,8% y 57,5%, anotando incrementos de 0,2 pp. y 0,1 pp., respectivamente.


La tasa de desocupación femenina alcanzó 8,2%, la mayor cifra desde el trimestre marzo-mayo 2012, creciendo 0,7 pp. en doce meses, mientras que la tasa de desocupación masculina fue 6,1%, disminuyendo 0,4 pp. anualmente.


Por sector económico, el crecimiento anual de los Ocupados fue impulsado por Actividades Profesionales (26,8%), Enseñanza (9,4%) y Actividades Financieras y de Seguros (14,4%). Por su parte, las mayores reducciones se concentraron en Comercio (-5,9%), Industria Manufacturera (-3,0%) y Actividades Artísticas (-9,5%).


Según categoría ocupacional, Asalariados (2,9%), Familiar no Remunerado (21,8%) y Personal de Servicio Doméstico (3,5%) se incrementaron en doce meses. En tanto, Trabajadores por Cuenta Propia (-2,2%) y Empleadores (-7,9%) disminuyeron.


Trimestralmente, la TOI alcanzó 26,3%, registrando un alza de 0,2 pp. respecto al período anterior. Los Ocupados Informales aumentaron 0,3%, incididos principalmente por mujeres (0,4%) y por hombres (0,2%).


En el Gran Santiago


La tasa de desocupación del período fue 7,1%, con alzas de 0,1 pp. y 0,3 pp. en doce meses y trimestralmente, en cada caso.


El aumento anual del indicador se explicó por el crecimiento de 1,8% de la Fuerza de Trabajo, ligeramente superior a la variación de 1,7% de los Ocupados, implicando una mayor presión en el mercado laboral, manifestada en la expansión de 3,0% de los Desocupados. En tanto, las tasas de participación y ocupación fueron 61,8% y 57,4%, aumentando 0,3 pp. y 0,2 pp., en orden respectivo.


Por sector económico, el alza anual de los Ocupados fue sostenida por Actividades Profesionales (25,2%), Enseñanza (12,2%) y Actividades Financieras y de Seguros (16,1%). Las mayores disminuciones se registraron en Comercio (-5,2%), Industria Manufacturera (-3,7%) y Actividades Artísticas (-12,6%).


Según categoría ocupacional, Asalariados (2,9%), Familiar no Remunerado (18,6%) y Personal de Servicio Doméstico (2,9%) anotaron incrementos en doce meses, mientras que Empleadores (-11,6%) y Trabajadores por Cuenta Propia (-0,2%) se redujeron.


La TOI anotó un alza de 0,5 pp. respecto al trimestre móvil anterior, alcanzando 25,8%. Los Ocupados Informales aumentaron 1,4%, incididos por las mujeres (2,4%) y por los hombres (0,6%).