​Feller Rate mejora la clasificación de solvencia de Paz Corp por mejoría en indicadores crediticios

|


Paz corp WEB

Feller Rate eleva la clasificación de solvencia de Paz Corp S.A. desde "BBB" a "BBB+". A la vez, subió la clasificación de sus acciones desde “Primera Clase Nivel 4” a “Primera Clase Nivel 3”. Las perspectivas de la clasificación son “Estables”.


El alza de clasificación de la solvencia obedece a la estrategia realizada por la entidad enfocada en la mantención de márgenes altos y competitivos en periodos de menor dinamismo, pese a la variabilidad propia del negocio inmobiliario. Además, contempla continuar con políticas financieras y comerciales conservadoras.


La clasificación refleja un perfil de negocios “Adecuado” y una posición financiera calificada en “Intermedia”.


El alza de clasificación de sus acciones responde al aumento observado en la liquidez bursátil en los últimos periodos, sumado al cambio en la solvencia de la compañía, en conjunto con la mantención de políticas con adecuados estándares de disponibilidad de información.


Paz Corp participa en el desarrollo y construcción de proyectos inmobiliarios en Chile desde hace más de 55 años, contando con una importante presencia en el mercado de proyectos verticales en la Región Metropolitana, orientados principalmente a los segmentos socioeconómicos medios. Además, participa en el mercado peruano desde 2007.


Al cierre de 2017, los ingresos consolidados de Paz Corp alcanzaron $166.925 millones, exhibiendo un incremento anual del 49,3%, cifra por sobre los rangos históricos de la compañía. Esto se debió a un mayor nivel de escrituración (51,2%), seguido por un alza en las ventas de terrenos (30,2%) y servicios profesionales (10,9%).


El menor crecimiento del ebitda ajustado en comparación a los ingresos se encuentra asociado a mayores costos operacionales y a un incremento en las pérdidas en los negocios con asociadas, producto de menores resultados en Perú.


Así, a diciembre de 2017, el margen ebitda ajustado alcanzó el 20,8%, inferior al 23% registrado en diciembre de 2016. No obstante, este se mantiene por sobre el promedio del periodo 2009-2013 (12,8%).


Los indicadores crediticios de la compañía presentaron una mejoría en el último periodo, debido a que la mayor generación de ebitda ajustado compensó el incremento evidenciado en el stock de deuda financiera.


De esta forma, a diciembre de 2017, el indicador de deuda financiera neta ajustada sobre ebitda ajustado disminuyó hasta las 5,0 veces, desde las 6,4 veces obtenidas en 2016.

Asimismo, la cobertura de ebitda ajustado sobre gastos financieros ajustados (incluyendo los gastos financieros activados en el periodo) presentó una mejoría hasta las 7 veces (4,8 veces en diciembre de 2016).