​Wall Street termina en terreno mixto este viernes con el Dow Jones bajando 0,05%

|


WALL

El fuerte impulso de Amazon no fue suficiente para llevar al resto del mercado bursátil de Nueva York al terreno positivo, finalizando la semana con resultados mixtos y siguiendo muy de cerca el devenir del sector energético.


Amazon terminó este viernes con un alza del 3,60% y acabó con un récord en el precio de sus títulos, al alcanzar los US$ 1.572,62, en un nivel que podría parecer impensable cuando hizo su debut bursátil, hace más de veinte años.


La firma se lanzó en bolsa el 15 de mayo de 1997 con un precio inicial de 18 dólares, 1,50 dólares si se tienen en cuenta una serie de divisiones de sus títulos a finales de los años noventa.


Al cierre de marzo pasado, Amazon estaba en el cuarto lugar en cuanto a la capitalización de mercado, detrás de Apple, Alphabet y Microsoft. Ahora, en cambio, está en el segundo lugar, detrás de Apple, y ligeramente por encima de Microsoft.

Dow Jones 27 4


La sorpresa la dio Amazon el jueves, al cierre de las operaciones bursátiles, cuando anunció un beneficio trimestral por acción de US$3,26, muy por encima de la ganancia de 1,26 dólares que había calculado los analistas.


No es de extrañar que hoy Amazon pudiera haberse convertido en una locomotora del impulso de Wall Street, aunque los vagones de los que tiraba parecían estar muy pesados.


El sector de bienes de consumo no esencial, al que pertenece Amazon, avanzó este viernes un 0,50 %, mientras que el tecnológico, donde operan firmas como Apple y Microsoft, retrocedió un 0,32 %.


Dos importantes firmas del sector tecnológico presentaron sus resultados el jueves a la misma hora que Amazon: Microsoft e Intel. La primera subió un 1,65 % y la segunda perdió un 0,6 %.


El avance del 3,60 % de Amazon estuvo ligeramente por debajo de la firma que lideró las ganancias del Dow Jones, Verizon (+3,64 %), que rebotó hoy tras el descenso registrado en la sesión del jueves.


Al margen de la estrella de la jornada, el parqué neoyorquino estuvo revisando de cerca el sector energético, porque hoy le tocó difundir sus propios resultados a las dos principales petroleras del país, ExxonMobil (NYSE:XOM) y Chevron (NYSE:CVX).


La primera lo pasó mal, porque cayó un 3,80 % y lideró el grupo de pérdidas de la lista del Dow Jones, mientras que Chevron (+1,93 %) tuvo más éxito y fue la tercera que más subió dentro del Dow Jones.


Ello hizo que, a la larga, el sector energético se anotara la pérdida más pronunciada, un 1,22 %.