​Petróleo anotó este viernes su cuarta jornada consecutiva al alza

|


Petroleo22

El barril de petróleo Brent para entrega en junio cerró este viernes en el mercado de futuros de Londres en US$74,02, un 0,32% más que al cierre de la sesión anterior.


El precio del Brent avanzó por cuarta jornada consecutiva, al término de una semana en la que alcanzó su máximo nivel desde noviembre de 2014.


Tras una reunión de miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en Arabia Saudita, la organización afirmó que mantiene sus "esfuerzos" para lograr el "reequilibrio del mercado global del petróleo".


Petroleo Brent 20 4


WTI

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este viernes un 0,13 % y cerró en US$68,38 el barril, en una sesión que, como novedad, transcurrió teniendo de fondo las declaraciones del presidente de EEUU, Donald Trump, sobre la OPEP.


Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del WTI para entrega en mayo subieron 0,09 dólares respecto al cierre anterior.


En el mercado influyeron los comentarios de Trump sobre el crudo, quien twitteó quejándose de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) supuestamente "lo hace de nuevo", y afirmó que los precios "son artificialmente muy altos".


En ese mensaje, Trump aseguró que hay "cantidades récord de petróleo en todas partes", algo que han puesto en duda analistas del mercado desde que se difundieron los inesperados comentarios presidenciales sobre un tema que no suele mencionar.


De hecho, gran parte de la producción extra de petróleo que hay en los mercados globales se debe a Estados Unidos (EEUU) y al empuje que está teniendo en los últimos años la extracción de yacimientos no tradicionales.


Actualmente, EEUU está produciendo crudo en niveles parecidos a los de Arabia Saudí, el país más importante de la OPEP, una organización que, según los analistas, cada día pierde más poder de influencia en el mercado por actores como EEUU y Rusia.


Fuentes del mercado creen que Trump estaba saliendo al paso de declaraciones de representantes saudíes que recientemente expresaron su deseo de que el barril de crudo esté entre 80 y 100 dólares.