​El VI Gobierno de la Concertación

|


Hermogenes Perez de Arce

Siempre sostuve que el anterior gobierno de Piñera fue el V Gobierno de la Concertación. Condujo a uno más izquierdista, el de la Nueva Mayoría. Malo para el país. Ahora sostengo que éste es el VI y conduce a otro más izquierdista. Malo para el país. Acaba de anunciar la gratuidad en la enseñanza técnico-profesional y que castigará el lucro en la educación universitaria, donde respetará la gratuidad instituida por su antecesora Michelle Bachelet. Malo para el país.


Tanto que cuando ella llegó a hacerse cargo del gobierno en 2014 dijo que era contraria a esa gratuidad, porque era injusta y socialmente regresiva. Tenía razón, pero después la consagró. Es que así es el populismo. Piñera en su primer gobierno dijo que la educación era un bien de consumo, pero se equivocó, porque es un bien de capital, capital humano. En ambos casos es malo regalarlo, porque así se asigna mal lo recursos: se genera exceso de demanda y escasez de oferta. Eso da lugar al descontento. Lo veremos pronto.


Cuando la gente eligió a Piñera y no a Frei en 2013 estaba diciendo algo, pero aquél no entendió e hizo el V Gobierno de la Concertación. Ahora la gente votó por él y no por Guillier y tampoco entendió, porque está haciendo un VI Gobierno de la Concertación, formando comisiones con ésta y aplicando políticas de ésta. Como en la Araucanía, donde nada cambia y el domingo incendiaron 16 camiones. El conflicto en la Araucanía fue creación de la Concertación, porque en 1990 no existía y el gobierno era popular en esa región (por algo ahí ganó el “Sí” en 1988).


Piñera, en su primer gobierno, en 2011, restó penalidad al delito de incendio, para terminar una huelga de hambre. Las quemas desde entonces no han parado de aumentar. La buena receta la dio José Antonio Kast: intervención militar. Le dijeron “extremista”. ¿No son más extremistas los incendios?


Ahora Celestino Córdova, el único condenado por el incendio que mató al matrimonio Luchsinger MacKay, lleva 91 días en huelga de hambre. ¿Cómo se comportará Piñera, como Margaret Thatcher o Michelle Bachelet? Adivinen.


Hermógenes Pérez de Arce