​Paso a paso

|


Alain Marchant

La economía ha ido mostrando signos de recuperación, hay mayor confianza de los empresarios y el gobierno del Presidente Piñera se ha empeñado en mostrar signos de querer conversar y llegar a acuerdos. Se ha eliminado quizás la sensación que se venía con las tablas de los 10 mandamientos y esperamos que se haya aprendido a que para gobernar, más que lo técnico, priman los entendimientos. Esperemos que los viejos estandartes de la derecha también lo entiendan. Porque finalmente, a diferencia de una empresa, donde se trata de hacer lo mejor y más eficiente, en la política a nivel mundial, lo óptimo no se da y la viaje frase de que “lo excelente es enemigo de lo bueno” es una ley fundamental. El Congreso ya fraccionado y sin una mirada dominante, implicará más costos de negociación donde cada bando nuevo querrá mostrar que es la nueva opción política y la que domina y logra resultados. La opción será poner a buenos negociadores y estrategas a cargo de representar al gobierno en las materias que quiera impulsar.


Algunos de oposición ya han mostrado buena fe y ganas de colaborar, lo que habla bien de un espíritu constructivo. Lo importante es frente a tanto buen augurio, no entusiasmarse en estos buenos augurios, dado que tanto en el plano político como económico no se cuenta con muchos ahorros en caso de ocurrir algún tropiezo. Por el lado económico hay que entender que los precios del cobre que han aumentado, son pasajeros y que, en un escenario de guerra de comercio entre Estados Unidos y China, la volatilidad será la reina por varios meses en adelante.


Mientras, lo hecho por Felipe Larraín de aplicar un plan de austeridad es signo de sensatez y muestra que se está pensando en el largo plazo y con política de Estado y de bien común. Se están dando pasos en el sentido correcto, pero no hay que confiarse. Este año es de generar confianzas y de dar pasos quizás no tan grandes, sino de generar disciplina y orden en materia fiscal, política y de gobernabilidad. Sólo así se podrán ir encontrando más colaboradores por un bien común que es el país, sin importar de que bandera o sector sea.


Alain Marchant

Ingeniero comercial PUC

Presidente ejecutivo Seven Seas