Chile y Brasil ya concentran el 67% de la generación de Ebitda de Coca Cola Andina

|


Coca cola Andina 1

CocaAndina2ICR Clasificadora de Riesgo ratifica en Categoría AA con tendencia estable, la solvencia y bonos de Embotelladora Andina S.A. Asimismo, ratifica en Primera Clase Nivel 2 la clasificación de los títulos accionarios ANDINA-A y en Primera Clase Nivel 1 los títulos accionarios ANDINA-B.


La ratificación de la clasificación se sustenta en la fortaleza de la marca, participación de mercado, diversificación, economías de escala/tamaño relativo y en la situación financiera de la compañía. Al respecto:


•Fortaleza de la marca y participación de mercado: En general, las marcas comercializadas por ANDINA corresponden a marcas con alto reconocimiento, con niveles significativos de lealtad del consumidor, donde Coca-Cola propiamente tal, obtiene buenas posiciones en los últimos rankings de reputación corporativa, permitiendo que las marcas distribuidas por el embotellador posean alto nivel de calidad y valor percibido por el consumidor.


Dada la estructura de la industria y la existencia de territorios franquiciados, ANDINA opera en un mercado sin competencia entre operadores de Coca-Cola en términos geográficos. En relación al volumen de ventas, mantiene el liderazgo en Chile respecto a otros embotelladores distintos de Coca-Cola con un 69,3% de participación en el mercado de gaseosas. En Brasil, aunque existe un gran número de embotelladores distintos a The Coca-Cola Company (TCC), mantiene una posición de liderazgo con 63,4% en gaseosas. De la misma manera, en Argentina mantiene un 61,6% de participación, mientras que en Paraguay alcanza un 67,7%.


•Diversificación: Las ventas de la compañía están muy diversificadas por clientes y productos, con alta participación en muchas de las líneas de negocio. A lo anterior se suma la significativa exposición de la compañía a cuatro países, donde Chile, Brasil, Argentina y Paraguay concentran el 34%, 33%, 23% y 11% del EBITDA consolidado, respectivamente.


•Economías de escala/tamaño relativo: Si bien ANDINA tiene un gran tamaño relativo, aproximadamente entre un 35% a 40% del costo de explotación está expuesto a las fluctuaciones de precio en los mercados internacionales de ciertos insumos como el azúcar, la resina pet y tapas, entre otros, lo que implica que sus costos pueden verse afectados por estas variaciones, a pesar de su escala.


•Situación financiera: En opinión de esta clasificadora, la estructura financiera de ANDINA ha mejorado respecto a los años anteriores, viéndose reflejada en un menor indicador deuda financiera neta sobre EBITDA año a año. No obstante, los flujos generados por la compañía pueden verse alterados por una serie de factores, entre los cuales destaca el aumento de algunos costos que no han logrado ser contrarrestados del todo, sumado al desempeño de las economías en las que está inserta la compañía.


ICR destaca la capacidad de la compañía de generar flujos en Brasil y Argentina, a pesar que aún no se ha disipado la incertidumbre sobre su entorno macroeconómico. Asimismo, se hace hincapié en que si prosigue el desapalancamiento de la compañía podría optar a cambios positivos en la clasificación o tendencia asignada. Por lo tanto, se esperaría que la empresa continúe enfocada en lograr eficiencias operacionales y logísticas, junto con un plan de inversiones de carácter conservador, de modo tal que sus indicadores de deuda disminuyan a niveles cercanos a lo que mantenía previo a la adquisición de Ipiranga.


La estructura de los contratos de emisión de bonos, esto es, declaraciones y garantías, covenants y eventos de default, no estipulan condiciones tales, que ameriten una clasificación de riesgo del instrumento distinta a la solvencia del emisor.

Respecto a los títulos accionarios, ANDINA-A y ANDINA-B, presentan alta actividad en el mercado. La serie A mantiene presencia bursátil promedio de 59% aproximadamente durante los últimos doce meses y su floating es cercano al 45%. Respecto a la serie B, su presencia bursátil ronda el 100% en los últimos doce meses, con floating de 55% aproximadamente.