Reporte Cambiario de BCI: Tipo de cambio se ubicaría en $610 a fin de año y en torno a $600 en 2019

|


Dolar35


El tipo de cambio se alinea con los fundamentos económicos y se ubica en torno a $610. Detrás de ello, se advierte el proceso de normalización monetaria en EE.UU. y algún menor apetito por riesgo global, en respuesta a las señales de proteccionismo comercial, indica el reporte cambiario de BCI para el mes de abril.


Las tasas de interés del mundo avanzado continúan al alza, pero estabilizándose en el margen. Los rendimientos a 10 años de EE.UU. cotizan por debajo del 3%, aunque en la medida que continúe el retiro del estímulo monetario en esa economías, los rendimientos soberanos se verán presionados al alza.


El dólar multilateral se cotiza estable y las monedas de las economías desarrolladas muestran movimientos

mixtos, donde las europeas se deprecian ligeramente y las asiáticas se fortalecen, en particular el yen. Entre las economías emergentes, las monedas se deprecian con algo de mayor fuerza, principalmente en

América Latina.


Respecto a la política monetaria de la Reserva Federal y confome a lo previsto, sube la tasa de interés en en 25pb en su reunión de marzo y anticipa dos incrementos adicionales en 2018, en respuesta al mayor dinamismo económico en ese país. Para 2019, en tanto, se evidencia un proceso de alzas algo más acelerado de lo previsto en diciembre. Asimismo, se revisa ligeramente al alza el nivel de tasa de interés de largo plazo. Hacia 2020, la Fed prevé una política monetaria contractiva. Con ello, los rendimientos soberanos de EE.UU. suben, aunque contenidos por los riesgos de “guerra comercial” propiciada por Trump en contra de China.


El proceso de normalización monetaria en EE.UU. lleva a un menor diferencial de tasas respecto a otras economías emergentes y exportadoras de materias primas. Ello es coherente con presiones depreciativas en sus monedas respecto al dólar.


Los precios de materias primas retroceden en el margen, principalmente los precios de metales, y el cobre retrocede y se sitúa en torno a US$3,05 la libra, a pesar de las mejores cifras de actividad económica en el gigante asiático y, por lo mismo, se esperan alzas graduales en su precio hacia adelante.



Mayor confianza en economía chilena



En el ámbito local, destaca las mejores cifras de actividad económica y el repunte de los indicadores de

confianza, lo que llevó a una apreciación del peso chileno, incluso por sobre los fundamentos económicos. El precio del cobre, la conducción monetaria local y externa y los indicadores de confianza económica inciden sobre la cotización de la moneda local.


En ese escenario, el tipo de cambio se ubicaría en $610 a fin de año y en torno a $600 en 2019. Los flujos destinados a inversión podrían provocar presiones apreciativas sobre la moneda local.


Las señales económicas reafirman la visión de un repunte de la actividad en los próximos años. Por un lado las Cuentas Nacionales de 2017 dan cuenta de un robusto fin de año con un crecimiento de 3,3% anual en el cuarto trimestre.


Por otro, la inversión repunta y los indicadores de expectativas suben con fuerza, lo que permite esperar un importante dinamismo en la primera parte de 2018, de la mano con una débil base de comparación.


Ello llevaría a una expansión PIB por sobre el 4% a/a en el 1T18, a la vez que la proyección de crecimiento de este año alcanzaría un 3,4%.


La inflación, en tanto, se ve presionada a la baja por la apreciación del peso y se situaría bajo el piso del rango meta en el corto plazo, para luego subir acorde con el cierre de brechas de capacidad en la

economía. La inflación terminal de 2018 se ubicaría en 2,6%. El Banco Central comenzaría el proceso de

alzas en tasa de política monetaria en el tercer trimestre, sujeto a la evolución de las expectativas

inflacionarias.


En lo reciente, el peso chileno se ha depreciado en respuesta a algún menor apetito por riesgo, que se ha evidenciado en caídas en precios de materias primas y alzas en los premios por riesgo.


El análisis fundamental da cuenta de una importante incidencia del precio del cobre en la cotización del peso, pero también influyen las expectativas económicas y la conducción de política monetaria local y externa.


Los términos de intercambio mejoran en el último tiempo, lo que es coherente con una caída en el tipo

de cambio real. Las expectativas económicas domésticas, en tanto, se ubican en niveles optimistas y las cifras económicas locales configurarían un escenario favorable para la moneda local en consideración a mayores flujos de inversión.


Respecto a las posiciones sobre el peso chileno, los inversionistas no residentes han disminuido sus apuestas a favor de la moneda local, mientras los inversionistas locales han aumentado su posición en peso chileno. Los fondos de pensiones incrementan su posición en el mercado cambiario local hacia niveles máximos desde 2011, favoreciendo la apreciación del peso.


Las opciones sobre peso chileno incorporan un 25% de probabilidad que el tipo de cambio alcance $580 en los próximos tres meses y se establece un 60% de probabilidad que el tipo de cambio cotice en $620.



Informe cambiario 10 4