Francia quiere ser "líder" en Inteligencia Artificial e invierte 1.500 millones de euros en investigación

|


Francia e inteligencia artificial ok

Emmanuel Macron, presidente de Francia, ofreció un discurso hace unos días, en el que anunció un plan para que Francia sea "líder" en cuanto a investigación y desarrollo de la inteligencia artificial.


El gobierno francés gastará 1.5 millones de euros para soportar la investigación en este campo durante cinco años. Quieren que los científicos elijan Francia para trabajar, compitiendo con China y Estados Unidos para captar a los investigadores más relevantes de este sector.



Apunta directamente al sistema sanitario



Macron aseguró "tienen los medios y van a crear las condiciones" para que "Francia sea uno de los líderes de la inteligencia artificial". En una entrevista concedida a Wired, el presidente de Francia reconoció que quiere que esta tecnología mejore el sistema sanitario:


"Hemos tenido algunas innovaciones que predicen enfermedades que podrías tener en el futuro y ayudan a prevenirlas o a encontrar un mejor tratamiento para ti. Hace unos años fui a CES y me quedé muy impresionado con algunas de estas compañías".


Añade que la inteligencia artificial y su innovación pueden cambiar por completo el sistema sanitario: "encontrando mejores maneras de tratar a los pacientes, prevenir varias enfermedades o reducir riesgos potenciales". De todos modos, Macron ha querido puntualizar que este sistema "no reemplazará a los doctores".


También ha afirmado que otro de los campos que más le llaman la atención es la movilidad: "la conducción autónoma me impresiona mucho". Estas declaraciones llegan pocos días después de que un coche autónomo matara a un peatón en Estados Unidos.


"Francia y Europa pueden convertirse en referencias mundiales sobre la inteligencia artificial".


Curiosamente, en el discurso que anunció esta serie de medidas, Macron declaró que busca una gran alianza con Europa: "Francia no puede recorrer sola este camino". Añadió que "hay una manera a la francesa y a la europea de hacer las cosas".


En su entrevista a Wired, Macron reconoce que la inteligencia artificial "generará muchos problemas en cuestión de ética, política, etc." Añade que "Estados Unidos y China son los líderes de la inteligencia artificial. En los Estados Unidos, el modelo está basado en el sector privado, grandes corporaciones".


Refiriéndose a esta cuestión, ha señalado incluso al escándalo de Cambridge Analytica: "todas las decisiones que tomarán estas empresas estadounidenses son elecciones privadas que se ocupan de valores colectivos. Esto es exactamente el problema que existe con Facebook y Cambridge Analytica o la conducción autónoma".


Macron busca dejar claro que todos los algoritmos desarrollados por el gobierno Francés y los algoritmos desarrollados por empresas que reciban dinero del gobierno francés serán abiertos. La transparencia es uno de los puntos más importantes de su discurso.


Hace unos meses, el Gobierno francés le encargó al diputado y matemático Cédric Villani un estudio sobre inteligencia artificial. En dicho informe se apunta a las cuatro grandes áreas qué más importan para el país: medio ambiente, transporte, seguridad y defensa.


Precisamente, sobre la polémica que suscita que existan armas autónomas, Macron está completamente en contra de que funcionen sin intervención humana: "creo que siempre necesitas responsabilidad y afirmación de responsabilidad. Siempre es necesario un chequeo humano". (genbeta)